¿Aragonés ya tiene su chivo expiatorio?

Según reveló Canal + el pasado domingo, Luis Aragonés ha decidido no convocar a Raúl para el próximo compromiso de la selección. Zapatones (me niego a llamarle el Sabio) ha hecho con Raúl lo que hacen los presidentes cuando la grada se gira y les enseña los pañuelos: cesan al entrenador. Como si fuese culpa de Raúl la eliminación del Mundial (fue el delantero que menos jugó y pese a todo marcó un importante gol ante Túnez) o la derrota en Belfast. La filtración sobre la no-convocatoria de Raúl ha hecho que muchos se alegren, pero yo dudo bastante de que algo vaya a cambiar.

¿Qué ocurrirá si se pierde contra los suecos? ¿Se marchará Luis? De nuevo, lo dudo mucho.  Aunque quizá el seleccionador y la RFEF sí nos vuelvan a entretener con un espectáculo bochornoso como el de hace dos semanas. Si se quiere cambiar algo hay que empezar por arriba. Los problemas de la selección no han llegado con Raúl y desde luego no se irán con él. Pero el hecho de no convocarle calmará a las masas (al menos hasta el próximo tropiezo). Por supuesto, es muy posible que Aragonés cambie de idea después de los rumores y finalmente sí lleve a Raúl, con lo que sólo conseguirá cabrear aún más a la España que no es partidaria del capitán.

Esta mañana en un diario gratuito habían publicado una tabla con los goles de Raúl en el Madrid desde el inicio de su carrera  profesional. En la Wikipedia he encontrado otra tabla similar, aunque en este caso no incluye determinados goles oficiales como los de las Supercopas de España o la Intercontinental, sólo Liga, Champions y Copa del Rey. Aún así sirve para hacernos una idea:

  • 94/95 – 11 goles
  • 95/96 – 26
  • 96/97 – 22
  • 97/98 – 12
  • 98/99 – 28
  • 99/00 – 27
  • 00/01 – 36
  • 01/02 – 26
  • 02/03 – 25
  • 03/04 – 13
  • 04/05 – 13
  • 05/06 – 7

En general la gente asegura que Raúl lleva al menos tres años sin ser el de antes. Y es cierto que en las últimas tres temporadas sus cifras se han visto reducidas de forma notable. Normalmente se asegura que la llegada de Ronaldo es lo que hizo que el 7 empezase su decadencia, aunque en el primer año del brasileño Raúl marcó 25 goles, una cifra nada desdeñable. Sin embargo, sí es cierto que Raúl empezó a jugar más retrasado. En las dos siguientes temporadas Raúl anotó 13 goles. Una cifra baja, pero en el Madrid había tenido peores temporadas (como la 97/98) y nunca se le atacó tanto como ahora. El año pasado, desde el principio de la temporada hasta su grave lesión en noviembre anotó 7 goles. Después estuvo cuatro meses apartado de los terrenos de juego. Volvió a entrar en el once titular con cuentagotas y López Caro le dejó a menudo en el banquillo. No volvió a marcar con el Madrid.

Raúl decía ayer que él se encontraba mejor que hace diez años. Evidentemente exagera, aunque sí es verdad que yo no creo que su problema sea físico. Cuando un jugador tiene verdaderos problemas físicos su imagen es como la del Zidane de los últimos años. A Raúl no se le ve arrastrarse por el campo. Es el jugador del Madrid que más presiona la salida del balón y que más ayuda al doble pivote. En mi opinión su problema es únicamente anímico. Por su poco acierto de cara al gol, por el recordatorio constante de los días que lleva sin marcar, por la campaña continua de algunos medios en su contra… Creo sinceramente que Raúl debería haber renunciado él mismo a la selección. No porque no esté para ir (esto es España, no tenemos tanto donde elegir) sino para que le dejen tranquilo. Eso le hubiese quitado un peso de encima y sin duda se habría notado en su juego, además de ser una salida más digna. Aunque quizá ahora ya sea tarde para hacerlo.

26
sep 2006
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>