[Análisis] Alan Wake

Alan Wake

Tengo pendiente este análisis desde hace ya un par de semanas o más, pero supongo que es lo que tocaba teniendo en cuenta que el juego también lo tenía pendiente desde hace mucho tiempo. Alan Wake llegó a Xbox con mucha expectación. Recuerdo las comparaciones entre él y Heavy Rain, ambos exclusivos de sus respectivas consolas. En mi opinión ninguno de los dos se convertirá en un clásico, aunque ambos tienen cosas interesantes.

Entremos en materia. Alan Wake, el personaje protagonista que da nombre al juego, es un escritor de novelas de misterio que sufre de bloqueo creativo desde hace varios años. Su mujer, Alice, decide llevarlo al pueblecito de Bright Falls para que respire aire puro y ver si le llega la inspiración.

Al poco de llegar al pueblo, Alice cae a un lago y desaparece. Alan intenta rescatarla, pero despierta en su coche tras haber tenido un accidente. A partir de ahí comienza la odisea del escritor para tratar de recuperar a su mujer, aparentemente secuestrada, mientras recorre Bright Falls y sus alrededores y se enfrenta al misterioso poder de la oscuridad.

Alan Wake

Podríamos meter al juego de Remedy Entertainment en el saco de los survival horror, pero con matices. La dificultad es escasa, los puzzles brillan por su ausencia y el juego es excesivamente lineal para los cánones del género. De hecho, tampoco es que dé mucho miedo, pero no sabría donde ponerlo si no es ahí.

Alan va armado durante el juego con una linterna, bengalas y varias armas de fuego. Como nos enfrentamos a la oscuridad, la forma de dañar a nuestros enemigos es iluminarlos. Les apuntamos con la linterna hasta que son vulnerables y después les disparamos. Siempre igual. Hay enemigos que se hacen vulnerables con relativa velocidad y otros que tardan más. Aparte de eso podemos usar granadas de luz y bengalas para acabar con enemigos más duros o con varios al mismo tiempo.

Aparte de eso, nuestro protagonista puede hacer poco más que correr y esquivar. La mecánica principal del juego es ir del punto A al punto B, eliminando a lo que aparezca por el camino (o simplemente huyendo). Durante el recorrido encontraremos munición, pilas para la linterna y otros objetos que harán nuestra vida más fácil, así como pequeños santuarios de luz donde los enemigos no pueden atacarnos.

Alan Wake

La historia principal tiene una duración aceptable. No recuerdo exactamente cuánto tardé en terminarlo, pero no se me hizo corto. Teniendo en cuenta la linealidad del juego, se agradece que se hayan incluido varias cosas que buscar para alargarlo un poco más: páginas de la novela de Alan que nos explica cosas que van a pasar, baúles escondidos con más objetos y munición, pirámides de latas que tenemos que derribar o termos de café.

Técnicamente lo mejor del juego es con diferencia la iluminación. El juego de luces y sombras es fantástico. Los modelados son correctos, pero las animaciones en general quedan algo artificiales. También hay que destacar el diseño de los escenarios, que están llenos de pequeños detalles y transmiten una atmósfera interesante.

Alan Wake quizá no es el juegazo que se esperaba en su momento, pero sí es un juego entretenido y hecho con cierto mimo. Podría haber sido mejor de lo que es, pero si te gustan las novelas de Stephen King, las historias de miedo en pueblecitos aislados y no necesitas mucha libertad de exploración, seguramente disfrutarás del título de Remedy y seguro que a estas alturas puedes conseguirlo a un precio interesante.

12
nov 2012
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>