[Análisis] Assassin’s Creed: Revelations

Análisis Assassin's Creed: Revelations

A menos que Ubisoft decida exprimir un poco más al personaje, Assassin’s Creed: Revelations marca el final de la trilogía de Ezio Auditore en la saga tras los más que notables Assassin’s Creed II y Assassin’s Creed: La hermandad. En esta ocasión vemos a un Ezio que ya peina canas y que busca saber más sobre Altaïr. De hecho, el juego arranca con Ezio en la fortaleza de Masyaf, donde descubre el acceso a una biblioteca protegida por cinco llaves. Para encontrarlas, Ezio tendrá que viajar a Constantinopla.

A partir de ahí tenemos una estructura muy similar a la que ya vimos en Assassin’s Creed: La hermandad. Llegamos a una ciudad nueva en manos de los templarios y tenemos que ir reconquistándola y restaurándola poco a poco al mismo tiempo que realizamos las misiones que hacen avanzar la historia y recuperamos las llaves de Altaïr. Cada una de esas llaves nos permite acceder a memorias almacenadas del protagonista del primer juego que nos revelan lo que pasó después de vencer a Al Mualim.

Al otro protagonista de la saga, Desmond Miles, lo tenemos en coma tras el final de La hermandad. Su conciencia se encuentra dentro del Animus, en una especie de modo a prueba de fallos. Allí conoce al famoso Sujeto 16, que le explica que para volver a unir los pedacitos de su conciencia tiene que seguir recreando la vida de sus antepasados. En Constantinopla encontraremos fragmentos del Animus que nos darán acceso a unas fases en primera persona bastante coñazo, en las que Desmond irá recordando su pasado.

Análisis Assassin's Creed: Revelations

En Revelations volvemos a tener los retos de los distintos gremios, volvemos a gestionar a nuestra hermandad de asesinos y de nuevo nos encontramos con las torres templarias, aunque ahora, después de convertirlas en cuarteles de los asesinos tendremos que protegerlas también de futuros ataques. En esos ataques pasamos a un mini-juego de estrategia casi tan coñazo como las fases en primera persona de Desmond.

Y es que lo que realmente mola de la saga Assassin’s Creed es empuñar la espada y recorrer la ciudad haciendo el cabra por los tejados. Ésa es la parte del juego que siempre me ha llamado la atención y la que me hace seguir jugando. En esta ocasión esa parte sigue siendo igual de divertida que siempre, con algunas novedades jugables interesantes (como la nueva hoja oculta que nos facilita la escalada y nos permite usar tirolinas) y otras no tanto (las bombas son un completo fracaso en mi opinión).

Técnicamente el juego vuelve a sorprender en especial por el magnífico diseño de la ciudad. Constantinopla es enorme, está llena de gente y parece una ciudad viva y real. El cambio respecto a la ciudad de Roma que vimos en la anterior entrega es notable. La arquitectura, las ropas de la gente , la misma disposición de la ciudad son muy diferentes y se agradece que, pese a salir con sólo un año de diferencia, no se hayan limitado a hacer un refrito.

Análisis Assassin's Creed: Revelations

Sin embargo, el juego también tiene importantes errores. Enemigos que matas y vuelven a levantarse una y otra vez como si no hubiese pasado nada, símbolos de la interfaz que no desaparecen cuando deberían, el control a veces no es tan preciso como sería deseable… Ahí se ven las prisas de Ubisoft por poder sacar una entrega anual. Me gustaría que no ocurriera lo mismo con Assassin’s Creed III y que realmente tuviéramos algo nuevo y diferente, pero ya se ha anunciado que la nueva entrega saldrá este mismo año, así que habrá que cruzar los dedos.

En cualquier caso, repito lo que he dicho en otras ocasiones: si a alguien no le gustó el primer y repetitivo Assassin’s Creed y abandonó la saga con él, que sepa que está renunciando a varios juegos muy buenos. Es posible que Assassin’s Creed: Revelations sea el peor de los tres títulos protagonizados por Ezio, pero eso no quita que sea un gran juego, en general muy bien hecho y que ofrece muchas horas de diversión.

22
ene 2012
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>