[Análisis] Batman: Arkham Asylum

Batman: Arkham Asylum

Un año después de haberos hablado de su demo, os traigo mi análisis de Batman: Arkham Asylum, el título de Rocksteady Studios basado en el inmortal personaje creado por Bob Kane. En el personaje, sí, porque Arkham Asylum no es la licencia de ninguna película o serie de animación sobre el hombre murciélago y eso se nota para bien.

El argumento del juego arranca con Batman llevando al Joker a Arkham, la isla que hace las veces de prisión y manicomio en Gotham City. El héroe siente que algo no cuadra y sus sospechas pronto se ven confirmadas cuando el Joker logra huir y organiza un motín en el centro. A partir de ese momento tendremos que recorrer la isla de Arkham y sus distintas instalaciones para detener al Joker, sus secuaces y otros viejos conocidos de Batman como Hiedra Venenosa, Bane o el Cocodrilo Asesino.

Batman: Arkham Asylum

El juego ofrece una mecánica interesante que mezcla la acción y el sigilo. La mayor parte del tiempo nos dedicamos a explorar mientras tratamos de encontrar solución a los desafíos de Enigma, presentes durante todo el juego, y llegar a los puntos clave para que la historia avance. En ese deambular, los enemigos nos aparecen en pequeños grupos que debemos eliminar confiando básicamente en nuestro reflejos. En el caso de Xbox 360, atacamos con X, esquivamos con A, usamos la capa para aturdir con B y realizamos contraataques con Y. No es un sistema de combate muy refinado y no siempre responde como sería deseable, pero también es cierto que se va mejorando con la práctica.

Poco a poco, el juego introduce nuevos tipos de enemigos con los que hay que emplear una estrategia distinta a machacar el botón de ataque y contraatacar cuando sea necesario. Los matones con porras eléctricas nos obligan a esquivarles, a los matones con cuchillos hay que atontarlos antes de atacar directamente y de los matones con armas de fuego hay que esconderse. Cuando aparecen este tipo de enemigos, que es muy a menudo, es cuando tienen lugar los mejores momentos del juego ya que nos obligan a estudiar el entorno y los movimientos para poder eliminarlos uno a uno.

Cada acción realizada nos da puntos de experiencia y con determinados puntos podemos desbloquear mejoras para Batman. Desde distintos tipos de batarang hasta mejoras en la armadura o más facilidad para encadenar los combos. Aparte de estas mejoras, el propio argumento también hace que vayamos sumando nuevos gadgets que nos permiten llegar a puntos a los que antes no podíamos.

Batman: Arkham Asylum

Y es que en Batman: Arkham Asylum, la exploración es posiblemente lo más importante. La isla está llena de paredes que podemos destruir y lugares a los que podemos llegar con ayuda de nuestra garra o planeando. Para que no se nos escape nada contamos con la visión de detective, un tipo de cámara que muestra información sobre todo lo que nos rodea y que destaca los elementos importantes así como la ubicación de los enemigos. Es tan sumamente útil que te pasarás el 80% del juego usándola.

Técnicamente se nota el uso del Unreal Engine 3, aunque el juego tiene en general una pinta magnífica. La única pega que se le puede poner es que los modelados de los enemigos se repiten mucho y que hay exceso de esteroides en muchos personajes, empezando por el protagonista. La cámara es otro cantar. Ya lo comenté al hablar sobre la demo y en el juego completo lo he seguido sufriendo: la cámara sigue a nuestro personaje desde demasiado cerca. Eso dificulta la exploración del entorno e incluso la orientación y a veces puede llegar a desesperar.

El juego tiene una duración aceptable para su género, sobre todo si intentamos solucionar todos los acertijos que Enigma nos plantea y encontrar todos sus trofeos. Además, contamos con una adictiva y compleja colección de desafíos a los que se accede desde el menú de inicio del juego y que podemos intentar cumplir batiendo nuestra puntuación anterior. Algo así como las misiones especiales de Modern Warfare 2.

He tardado mucho en jugar a Batman: Arkham Asylum y lo lamento porque me ha parecido un gran juego. No tan bueno como se ha querido hacer ver en determinados premios y eventos, no tan bueno como para codearse con Uncharted 2 o Assassin’s Creed II, que me parecen los mejores de 2009, pero sí lo suficientemente bueno como para perderse unas horas en Arkham. Yo ya tengo ganas de que llegue su anunciada secuela.

01
sep 2010
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 3 comentarios

3 comentarios a [Análisis] Batman: Arkham Asylum

  1. Pingback: Capturas de Batman: Arkham City | El Desafío Digital

  2. Pingback: Batman: Arkham City, tráiler de lanzamiento | El Desafío Digital

  3. Pingback: [Análisis] Batman: Arkham City | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>