[Análisis] Battlefield 4

battlefield-4-01

Tras intentarlo con Medal of Honor y la subsaga Bad Company, parece que Electronic Arts ha decidido que la mejor forma de plantarle cara a Call of Duty es a través de Battlefield. Battlefield 3 fue todo un éxito que arrastró a muchos jugadores a su modo online y con el nuevo Battlefield 4 quieren repetir la jugada.

La campaña del juego nos pone en la piel de Recker, un sargento de los marines estadounidenses, en el año 2020. El argumento comienza en Baku, Azerbaiyán, donde el comando de Recker recupera una importante información, y continúa después en localizaciones como Shanghai o Singapur. La historia gira alrededor del general Chang, un militar chino que da un golpe de estado y se hace con el control del país, acusando a EE.UU. de haber asesinado al candidato a la presidencia del país, Jin Jié. Toda la historia se cuenta en orden cronológico y de forma bastante lineal, pero casi se agradece después de tantas campañas con saltos temporales y de personajes.

Esta vez mantenemos el mismo equipo durante casi todo el juego y aparecen varios personajes que entroncan con la historia de Battlefield 3. Son sólo pequeños detalles, pero se agradece su inclusión para dar más cohesión a esta ensalada de tiros y explosiones.

La jugabilidad es la que podríamos esperar de cualquier FPS, aunque con particularidades como el visor táctico que nos permite localizar a los enemigos para que luego aparezcan marcados en nuestro mapa. El sigilo tiene también bastante importancia y, de hecho, el juego cuenta con un indicador que nos avisa cuando entramos en el campo de visión de un enemigo, muy al estilo del de Far Cry 3.

El juego echa mano de nuevo de un cuidado acabado gráfico, pero el resultado final sorprende menos que en Battlefield 3 porque no se da un gran salto con respecto a la tercera entrega, al menos en PlayStation 3 e, imagino, también en Xbox 360. En ordenadores, por lo que he visto, se pueden conseguir verdaderas maravillas (las imágenes oficiales del juego, como las que acompañan estas impresiones, son de ordenador, claro), pero no esperéis lo mismo. Se ve muy bien, pero a estas alturas de la generación no va a hacer que os explote la cabeza.

Merece la pena dedicarle un apartado al doblaje. Sé que soy habitualmente muy crítico con los doblajes españoles y me temo que esta vez no va a ser una excepción. Los personajes doblados por actores de doblaje pecan de la falta de intensidad y de tener unas voces siempre juveniles que no corresponden con las voces originales y que, en la mayoría de ocasiones, están fuera de lugar.

Luego está el asunto Imanol. Por si no lo sabéis, el actor Imanol Arias se encarga de poner voz a uno de los personajes del juego, el jefe de los protagonistas. El resultado de este experimento no hay por dónde cogerlo. Ser un buen actor no es equivalente a ser un buen actor de doblaje y eso aquí queda sobradamente demostrado.

La duración de la campaña rondará entre las cuatro y seis horas aproximadamente y muestra una gran variedad de escenarios y situaciones. Tenemos muchos combates en espacios cerrados donde la libertad que se da al jugador es escasa, pero también hay zonas abiertas mucho más interesantes que permiten afrontar un nivel de formas distintas y hacer pruebas con los distintos tipos de armas. Sin lugar a dudas, el juego se disfruta mucho más en estas zonas abiertas, algo que prueba su clara orientación online.

Hablando del modo multijugador, se beneficia mucho de esas áreas más grandes que comentaba antes y también del fantástico motor Frostbite, que hace que todo vaya cambiando a nuestro alrededor y las coberturas vayan desapareciendo a medida que jugamos. No hay grandes cambios en el aspecto multi, aunque quizá sí es cierto que las cosas parecen más fáciles para los que se asoman a él por primera vez. Hay nuevos modos que se suman a los ya existentes en Battlefield 3 y volvemos a tener vehículos para aburrir. En PS3 y 360 los mapas están limitados a 24 jugadores, algo que puede hacer que se vean algo vacíos, aunque en general no es algo que me resulte especialmente molesto.

Battlefield 4 es, en definitiva, un poco más de lo mismo. Con algunas mejoras puntuales aquí y allá, el juego ofrece una experiencia muy similar tanto a Battlefield 3 como a la oferta de la competencia. Será una pena si el potencial de la nueva generación sólo se acaba usando para ofrecer lo mismo sólo que con gráficos más bonitos. El género no necesita eso, Lo que necesita es reinventarse de arriba a abajo.

24
nov 2013
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>