[Análisis] BioShock 2

Análisis de BioShock 2

Hace un par de días terminé BioShock 2, un juego que tenía pendientes desde hace muchos meses. Su primera parte me encantó y le tenía muchas ganas a esta secuela, pero por un motivo o por otro había ido retrasando el momento de jugarla. Quizá se debiese a algunas opiniones que decían que BioShock 2 era muy inferior al original, pero después de jugarlo, no estoy para nada de acuerdo.

BioShock 2 nos pone en la piel de Delta, uno de los Big Daddies con los que teníamos que vérnoslas en el primer juego. El juego comienza cuando somos obligados a suicidarnos por no haber sido capaces de proteger a nuestra Little Sister, Eleanor. Diez años después, y ocho tras los acontecimientos del primer BioShock, resucitamos en una vita cámara. Nuestro objetivo a partir de ese momento será reunirnos con Eleanor, retenida por su madre, Sofía Lamb.

BioShock 2

Sofía Lamb llegó a Rapture como experta en psiquiatría para ayudar a los habitantes que estaban teniendo problemas con eso de vivir en una ciudad submarina. Sin embargo, sus ideas chocaban con el individualismo de Andrew Ryan, fundador de Rapture, que acabó exiliándola. A su regreso a Rapture, Lamb usó sus habilidades de manipulación para ir formando un culto llamado ‘La Familia’ y logró que muchos de los trastornados splicers de la ciudad la obedeciesen ciegamente.

La jugabilidad de BioShock 2 no presentará problemas para quienes ya hayan jugado a su primera parte. De nuevo, tendremos que hacer uso de nuestras armas de fuego y de los poderes que nos ofrecen los plásmidos para poder avanzar. Sí, tendremos nuevas armas propias de un Big Daddy, como la perforadora, o una pistola de remaches, y nuevos plásmidos pero las diferencias jugables que suponen son mínimas.

BioShock 2

De nuevo, podremos piratear las máquinas expendedoras y de seguridad que pueblan Rapture para nuestro beneficio, aunque la forma de hacerlo es ahora mucho más sencilla y activar una alarma es casi una anécdota. Seguiremos rebuscando entre los cadáveres y objetos de la ciudad para encontrar munición, comida y, sobre todo, dinero para poder comprar más munición, y conoceremos más de la historia de la ciudad gracias a mensajes de voz grabados.

También podremos derrotar a otros Big Daddies para tener acceso a sus Little Sisters, pero en esta ocasión se nos dará la opción de adoptar a la niña. Si lo hacemos, podremos acompañarla en su búsqueda de ADAM antes de cosecharla o rescatarla. Ésta es una de las novedades más importantes del juego, ya que cuando pongamos a una Little Sister a recolectar ADAM de un cuerpo empezarán a llegar oleadas de enemigos. Eso implica que antes de hacerlo habrá que prepararse comprando munición y estableciendo distintos tipos de trampas que harán nuestra vida mucho más agradable.

BioShock 2

Otras de las novedades importantes del juego es la presencia de las Big Sisters, Little Sisters que han crecido y que ahora recorren Rapture como una versión más ágil, resistente y peligrosa de los Big Daddies. Las Big Sisters nos atacarán de vez en cuando, en especial tras rescatar o cosechar a una de las niñas (aunque no siempre que hagamos una de estas cosas). Sus apariciones me recordaron a las de Nemesis en Resident Evil 3 y provocaron en mi escroto reacciones muy similares.

Visualmente el juego es idéntico al primer BioShock. Los escenarios por los que pasaremos representan partes que no aparecían en la primera parte, pero la estética es la misma y, aunque se nota el paso de los años, el juego sigue teniendo un apartado gráfico más que competente y muestra una ciudad llena de detalles. Los modelados de los enemigos son idénticos a los primer juego, a excepción de los nuevos Big Daddies de la serie Alfa (a la que pertenece nuestro propio personaje) y un nuevo tipo de splicers que recuerdan a esos tipos musculados, depilados y tatuados que recorren cada verano las playas españolas.

Para finalizar, simplemente os diré que, si os gustó BioShock, esta segunda parte os gustará tanto o más, y también lo contrario: si no os gustó en absoluto la primera parte, BioShock 2 tampoco os gustará, porque es básicamente más de lo mismo con sólo unas pequeñas novedades jugables. Yo soy de los primeros, así que os aseguro que he disfrutado muchísimo en mi segunda visita a la ciudad de Rapture.

01
ago 2010
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 3 comentarios
ETIQUETAS

,

3 comentarios a [Análisis] BioShock 2

  1. Christian Betancourt says:

    Qué bueno que te haya gustado. Yo soy un gran fanático de BioShock, pero esta segunda parte me decepcionó mucho. La historia me parece muy por debajo de la original, y en algunas cosas la siento algo forzada. Ya no hay sorpresas, ni personajes tan fuertes como Andrew Ryan y Frank Fontaine.

    Tampoco me ha gustado que sea tan idéntico al primero, tanto en escenarios como personajes. Y las cosas nuevas que tiene, como las Big Sisters y los Splicers Brutos, desentonan bastante con todo lo demás. También creo que llega a ser sumamente repetitivo con el juego de las Little Sisters.

    No me parece un mal juego, pero sí creo que es muy inferior al primero.

  2. A mí simplemente me pareció más de lo mismo. Es cierto que la historia encaja algo peor (sobre todo el hecho de crear un culto de splicers, teniendo en cuenta que están completamente trastornados), pero las sensaciones jugando han sido las mismas. Si el primero me parece un juego de 9, quizá éste sea de 8,5, pero no deja de ser un producto superior a la media de lo que sale al mercado.

  3. Pingback: BioShock Infinite | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>