[Análisis] Call of Duty: Modern Warfare 2

modern-warfare-2

Modern Warfare 2, la secuela directa de Call of Duty 4: Modern Warfare, era sin duda uno de los lanzamientos más esperados del año y sus espectaculares cifras de ventas así lo demuestran. En muchas ocasiones, esos grandes lanzamientos pueden acabar decepcionando, pero desde luego no ha sido el caso de la sexta entrega de la saga Call of Duty.

Situado argumentalmente cinco años después de los acontecimientos del primer Modern Warfare, esta secuela directa nos permite ser partícipes de un conflicto a gran escala entre Estados Unidos y Rusia. Como en el anterior juego o en Call of Duty: World at War, alternaremos entre varios personajes, escenarios y situaciones.

Arrancamos el juego en la piel del soldado Joseph Allen, en una misión en Afganistán. Allen es seleccionado por el general Shepherd para infiltrarse en un grupo terrorista liderado por Vladimir Makarov, discípulo de Zakhaev, el villano del primer Modern Warfare. Nos vemos obligados a presenciar una brutal masacre en un aeropuerto (la polémica fase titulada “Nada de ruso”) y, sin querer desvelar mucho más, Rusia acaba lanzando un ataque a gran escala contra la costa este de Estados Unidos. En el papel del soldado James Ramírez, de los Rangers, y de Gary ‘Roach’ Sanderson, de la Task Force 141, tendremos que tratar de detener la amenaza rusa.

mw2-c

La jugabilidad es prácticamente calcada a la del primer Modern Warfare (y a la del resto de Call of Duty, ya que estamos), pero no creo que los fans de la saga se vayan a quejar por ello. El juego es ágil, divertido y sabe combinar a la perfección la acción más frenética con otros momentos en los que el sigilo toma el protagonismo.

En mi análisis de Call of Duty 4 destaqué el apartado gráfico del juego, que en aquel momento me parecía espectacular. Después de un par de años en los que hemos visto cosas como Uncharted 2 o Gears of War 2, los gráficos no son lo que más destaca de Modern Warfare 2, que es quizá demasiado parecido al primero en ese aspecto, aunque  tampoco desentonan en ningún momento (basta con echarle un vistazo a estas capturas).

mw2-c

Una de las cosas que mejor hace esta secuela, como ya hacía Modern Warfare y, quizá en menor medida, World at War, es conseguir que realmente te creas dentro de un combate. Las balas volando, las voces de aliados y enemigos (de esto hablaré luego), los efectos de sonido y unos escenarios que mantienen un alto nivel de detalle durante prácticamente todo el juego logran un efecto de inmersión que pocos juegos han conseguido hasta el momento. Si a eso le añades las puntuales partituras de Hans Zimmer en los momentos épicos, la envoltura del juego es intachable.

Vuelvo con el tema de las voces: el juego está doblado al español, como no podía ser de otra forma en un lanzamiento de este nivel, pero debo decir que si tuviese que ponerle alguna pega al juego sería precisamente la del doblaje. Quizá es que estoy un poco sensible con ese tema, pero las voces en español no me parece que tengan ni de lejos la misma fuerza que en la versión original del título de Infinity Ward.

mw2-c

He leído quejas sobre la duración del modo campaña. Personalmente, a mí me duró 5 horas y 24 minutos y la verdad es que no me hubiese importado seguir otras cinco horas más las andanzas de Roach, Ghost y compañía (mucho más interesantes que las de los Rangers, todo sea dicho). Afortunadamente, esta sexta entrega de la saga Call of Duty tiene un nuevo modo de Operaciones Especiales que alarga muchísimo la vida del juego.

Este modo, que podríamos comparar con el modo Mercenarios de Resident Evil 4 y Resident Evil 5 o el modo contrarreloj de Mirror’s Edge, nos permite participar en misiones con objetivos concretos e ir superando nuestro propio resultado. Hay misiones de conducción, otras de sigilo (¡incluyendo un homenaje a la misión de Chernóbil de Call of Duty 4!), otras en las que debemos defendernos de oleadas de enemigos con unos recursos determinados… Cada una de las misiones tiene tres niveles de dificultad y pueden afrontarse solo o en modo cooperativo (ya sea online o con pantalla partida).

En resumidas cuentas, Modern Warfare 2 es todo lo que podíamos esperar de él y más. Es un título sobresaliente, tan bueno como su primera parte y, en mi opinión, superior a Call of Duty: World at War. Treyarch hizo un buen trabajo con la entrega del año pasado, pero la ambientación moderna resulta mucho más atractiva, como ya dije en su día. Ahora lo malo es que tendremos que esperar hasta 2011 para volver a disfrutar de una nueva entrega desarrollada por Infinity Ward. ¿Será un Modern Warfare 3 o volveremos a matar nazis? Espero sinceramente que sea lo primero.

30
nov 2009
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 7 comentarios

7 comentarios a [Análisis] Call of Duty: Modern Warfare 2

  1. Pingback: Primer campeonato nacional de Modern Warfare 2 | El Desafío Digital

  2. Pingback: [Análisis] Battlefield: Bad Company 2 | El Desafío Digital

  3. Pingback: Activision editará los juegos de Bungie | El Desafío Digital

  4. Pingback: [Análisis] Batman: Arkham Asylum | El Desafío Digital

  5. Pingback: [Análisis] Medal of Honor | El Desafío Digital

  6. Pingback: Call of Duty: Black Ops supera las ventas del lanzamiento de Modern Warfare 2 | El Desafío Digital

  7. Pingback: Modern Warfare 3: primer tráiler | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>