[Análisis] Call of Duty: Modern Warfare 3

Modern Warfare 3

Call of Duty: Modern Warfare 3 llegaba a las tiendas hace unos días con el firme objetivo de demostrarnos que en Infinity Ward, aunque haya habido una desbandada de trabajadores, todavía son capaces de darnos un shooter épico de narices y muy bien hecho. Objetivo cumplido, señores de Infinity Ward.

Modern Warfare 3 arranca donde lo dejaba la segunda parte de esta subsaga, con el mundo metido en una III Guerra Mundial (el juego con el logo me parece genial) contra los rusos gracias a las tejemanejes de Vladimir Makarov. Una vez más, asumiremos el rol de varios personajes involucrados en el conflicto que nos permitirán vivir en primera persona su desarrollo.

Así, contendremos la invasión rusa en Estados Unidos metidos en la piel del Delta Force Frost, trataremos de evitar un atentado en Londres como un miembro de las S.A.S. llamado Burns y nos convertiremos en el ruso Yuri para acompañar a los ya veteranos Price y Soap en sus viajes por el mundo persiguiendo a Makarov, además de varios personajes menores como un civil que es víctima de los atentados en Londres o uno de los guardaespaldas del presidente ruso.

Modern Warfare 3

Todo está orquestado para que cada una de las misiones nos lleve a vivir situaciones espectaculares y variadas. Desde verdaderas batallas campales a los pies de la Torre Eiffel hasta la criticada persecución en el metro londinense, pasando por misiones de infiltración o de rescate de rehenes y bombardeos desde el aire. Es imposible aburrirse en las seis horas aproximadas que dura el modo para un jugador.

En la inevitable comparación con Battlefield 3, Modern Warfare 3 gana con creces en todo lo referente al modo campaña. Se controla mejor, está mejor estructurado y es infinitamente más épico. En parte es porque ya conocemos a los principales personajes de la historia y sus motivaciones, pero también porque el juego intenta ser menos realista y eso, personalmente, se agradece.

Es verdad que el título de DICE se ve más bonito (sobre todo en detalles concretos como los efectos de partículas o la iluminación nocturna), pero en general Modern Warfare 3 es mucho más estable y ágil. Además, el juego está mejor pensado y planeado y hay pequeños detalles que hacen que se disfrute mucho más. Un ejemplo muy claro de esto son las cargas después de morir. En Battlefield 3 esos 30 segundos antes de volver al punto de control se hacían interminables. En Modern Warfare 3 apenas tienes que esperar 3 segundos para volver a la acción. Puede parecer una tontería, pero a la larga acaba afectando mucho al ritmo de la aventura.

Modern Warfare 3

Por ponerle algunas pegas, diré lo de siempre: la campaña es quizá demasiado corta. Un par de horas más y tendría la duración perfecta. Por suerte tenemos las Operaciones Especiales para poder alargar un poco más el juego y poder jugar con un amigo sentados en el mismo sofá, algo que cada vez se echa más de menos en los videojuegos. También echo de menos algo más de libertad para recorrer los escenarios y que no esté todo tan scriptado, pero cada vez estoy más resignado a que eso se lo tendremos que dejar a otro tipo de shooters. Y, por último, el doblaje al español. En mi opinión es muy desapasionado y plano.

En cuanto al modo multijugador, tenemos todo lo bueno del modo campaña (la fluidez, los escenarios bien diseñados, la variedad de armas…) y desaparecen algunas de sus pegas. Lógicamente, aquí no podemos hablar de eventos scriptados y aquí el que decide cómo quiere jugar es el usuario. En general, tenemos lo mismo que teníamos en Modern Warfare 2, saltándose algunas de las innovaciones de Black Ops que no fueron especialmente bien recibidas, como el tema de comprar mejoras con dinero. Aquí simplemente las vamos subiendo de nivel a través del uso. El resultado son interminables horas de juego para los fans del género, que probablemente sólo lo dejarán estar cuando el año que viene tengamos una nueva entrega de la mano de Treyarch.

Call of Duty: Modern Warfare 3 no engaña a nadie. Ofrece lo que la saga nos lleva ofreciendo desde Call of Duty 4, cada año más pulido y mejorado. Sabemos lo que nos espera al empezar a jugar, pero siempre consigue sorprendernos y engancharnos. El juego ha demostrado que la marcha de gran parte del equipo de Infinity Ward no va a notarse. La única duda que nos queda ahora es si la subsaga Modern Warfare seguirá adelante o si Activision se sacará algo nuevo de la manga.

27
nov 2011
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 2 comentarios

2 comentarios a [Análisis] Call of Duty: Modern Warfare 3

  1. Pingback: [Impresiones] GoldenEye 007: Reloaded | El Desafío Digital

  2. Pingback: Los DLC de Modern Warfare 3 y Black Ops, con un descuento del 50% | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>