[Análisis] FarCry 3

farcry-3-01

Si os gustan los FPS, pero estáis un poco hartos de Call of Duty y sus clones, os recomiendo darle un tiento a FarCry 3. El juego de Ubisoft es todo lo que no son los Medal of Honor, Battlefield y compañía. Su acierto es combinar las jugabilidad propia de cualquier juego de disparos en primera persona con un mundo abierto enorme y muy atractivo y un sistema de experiencia y habilidades similar al de un juego de rol. Una especie de Skyrim con AK-47 y cambiando los trolls y dragones por tigres y osos.

En el juego nos ponemos en la piel de Jason Brody, un joven estadounidense al uso que se está pegando la juerga padre con sus amigos y hermanos. La fiesta acaba cuando son capturados por Vaas Montenegro, un pirata drogadicto y psicótico. Brody logra escapar y es rescatado por los Rakyat, los nativos originales del territorio en el que se desarrolla la aventura. Gracias a ellos y a su líder, la sensual Citra, comenzará su lucha para vengarse de Vaas y rescatar a sus amigos cautivos.

Como os decía antes, esto es un shooter, así que las armas tendrán una enorme importancia. Hay muchas y de muchos tipos, pero se irán desbloqueando a medida que avance el juego y cumplamos retos. De hecho, la habilidad para llevar al mismo tiempo encima distintas armas es algo que tendremos que ir desbloqueando también. Además de pistolas, rifles de asalto, rifles de francotirador, armas pesadas, explosivos y granadas también tendremos un arco, santo y seña de esta generación, y un cuchillo que sólo se usará para ataques cuerpo a cuerpo.

farcry-3-02

El sigilo tiene mucha importancia en el juego, tanto en misiones de la historia principal como en misiones secundarias. La forma más inteligente de afrontar cualquier situación es ir cargándonos poco a poco a todo el mundo. El juego potencia esto haciendo que estemos siempre en una marcada inferioridad numérica y colocando aquí y allá a enemigos difíciles de derribar.

Otro aspecto clave de FarCry 3 son los medios de transporte. Las Islas Rook en las que se desarrolla la historia son enormes. Recorrerlas a pie es una opción y el juego nos ofrece puntos de tranporte rápido para los más impacientes, pero también disponemos de vehículos a motor para movernos por tierra y agua, así como un ala delta y tirolinas para descender rápidamente desde las zonas más altas sin rompernos la crisma.

Además de matar piratas y mercenarios, FarCry 3 tiene muchas otras cosas que hacer. Las islas están llenas de secretos y coleccionables (reliquias, cartas de soldados japoneses de la II Guerra Mundial, tarjetas de memoria…), así como de distintos tipos de misiones. Tenemos torres de radio que podemos activar para ir revelando el mapa, bases enemigas que conquistar para ir haciendo las zonas más seguras y dos tipos de misiones “de caza”: en unas debemos cargarnos a un comandante enemigo con un cuchillo o una ejecución; en las otras, se nos proporciona un arma concreta con la que debemos eliminar a uno o varios animales.

Animales, sí. Que no se entere la PETA, pero el mundo de FarCry 3 está lleno de animales a los que cargarse y despellejar (tigres, leopardos, osos, jabalíes, dragones de Komodo…). Sus pieles nos servirán para mejorar nuestro equipo y el espacio disponible para botín, objetos curativos, armas, munición… Además de animales, también podemos recolectar plantas de distintos tipos que se convierten en jeringuillas. Estas jeringuillas nos curan o nos ofrecen habilidades especiales con una duración determinada: poder aguantar más tiempo la respiración, detectar a los animales más fácilmente, ser más resistente al fuego y cosas así.

farcry-3-03

Cada acción que realizamos nos da puntos de experiencia y cada vez que “subimos de nivel” recibimos un punto de habilidad. Esos puntos podemos canjearlos por habilidades de tres tipos distintos: garza, araña y tiburón. Las habilidades de la garza aumentan nuestra velocidad y movilidad, las de la araña aumentan el sigilo y la supervivencia, mientras que las del tiburón mejoran nuestra salud y capacidad de ataque. Cada vez que adquirimos una habilidad se va completando un tatuaje tribal en el brazo izquierdo de Brody.

Técnicamente el juego impresiona. No ya por su calidad gráfica general, que es más o menos lo que cabría esperar de un juego a estas alturas de la generación, sino por su inmenso mapeado que podemos recorrer sin cargas. Básicamente sólo tendréis cargas al empezar a jugar, al morir o al cambiar de capítulo. Además, el juego está repleto de detalles que hacen que los escenarios rebosen vida, como animales luchando entre sí o atacando tanto a tus aliados como a los enemigos.

No he llevado la cuenta, pero la cantidad de horas que he jugado a FarCry 3 ha sido altísima. Quizá rondando las 25 o 30 horas y únicamente en el modo para un jugador. Seguramente no habré llegado a completar ni un 75% de todos los desafíos posibles, así que hay juego para rato. Si estáis un poco hartos de las campañas de cuatro horas, éste es vuestro juego. Posiblemente es el mejor FPS de la generación y uno de los mejores títulos en general que he visto en los últimos años.

12
nov 2013
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>