[Análisis] FIFA 13

FIFA 13

La llegada de un nuevo FIFA marca el inicio de la recta final del año, de la vuelta al cole / la universidad / el trabajo / la cola del paro y el tiempo de coger la rebequita porque ya va refrescando. Durante unos años en estas fechas asistíamos también a una lucha constante entre las sagas FIFA y PES para ver cuál ofrecía el mejor simulador. Konami se llevó el gato al agua durante varios años, más o menos hasta FIFA 09. Desde entonces hay que reconocerle a Electronic Arts el esfuerzo de ir mejorando poco a poco su producto.

FIFA 13, la edición de este año, sigue por el mismo camino de temporadas anteriores: puliendo un producto ya de por sí muy bueno, añadiendo pequeños cambios que hacen que jugarlo sea más interesante o realista. Si en FIFA 12 se introdujo el nuevo motor de impactos, los regates de precisión y la defensa táctica, la edición de este año llega también cargada de cambios interesantes. Las dos que en mi opinión tienen un impacto mayor en el desarrollo de los partidos son el nuevo First Touch Control o control al primer toque y un motor de impactos mejorado.

Estamos acostumbrados a que el control en los juegos de fútbol sea siempre perfecto. Tu jugador recibe o recupera el balón y éste se queda pegado a su bota desde ese momento y hasta que pase, dispare o se lo roben. Sin embargo, cualquiera que haya jugado al fútbol sabe que mantener controlar el balón bien de primeras no siempre es fácil y que puede marcar la diferencia entre que una jugada dé sus frutos o no. El nuevo First Touch Control básicamente introduce esa realidad en el juego, haciendo que recibir bien o mal un balón dependa de la calidad del pase, del jugador que vaya a recibirlo y del propio azar. Todo esto hace que haya más balones perdidos y que el juego sea todavía más realista.

FIFA 13

También el nuevo motor de impactos hace que haya más balones perdidos y recuperaciones. En FIFA 12 esta tecnología se centraba en colisiones, pero ahora también sirve para que los defensas tengan más armas con las que frenar un ataque. Lo que toda la vida se ha conocido como “cuerpear” y que hace que unos jugadores puedan aprovechar su mayor físico para frenar a otros. De nuevo, parece que en la efectividad de este tipo de robos influye mucho el jugador al que estemos controlando.

Si en FIFA 12 se puso mucho empeño en revolucionar la forma de defender con su defensa táctica, en FIFA 13 nos encontramos con mejoras en el ataque. Más allá de los algoritmos usados, esto a nosotros nos afecta porque hace que los jugadores controlados por la IA se posicionen de forma más inteligente en cada jugada. Así, podemos verles realizar diagonales, sacar a los defensas de su sitio y aprovechar los espacios que se creen para estar en mejor posición para recibir un pase. Quizá para compensar estas mejoras, me da la impresión de que se ha reducido ligeramente la precisión del pase al hueco, para no ponernos las cosas demasiados fáciles.

También hay que mencionar entre las novedades de FIFA 13 un nuevo sistema de regates bautizado como Complete Dribbling, en el que se potencian las galopadas explosivas combinadas con toques más precisos y la posibilidad de proteger mejor el balón con el cuerpo, así como un mayor número de opciones para el lanzamiento de faltas más elaboradas.

FIFA 13

Técnicamente el juego es soberbio, con unos modelados y animaciones a los que no se les puede poner ni una pega. Los jugadores sin idénticos a sus alter ego reales y, aunque nos parezca que esto no es nuevo, echadle un vistazo a los primeros FIFA de esta generación y luego me contáis si hay mejora o no. Ojo, no hablo sólo de parecido físico, hablo de movimientos y de las propias cualidades del jugador. En el Real Madrid, por poner un ejemplo, no tiene nada que ver intentar una galopada con Cristiano o Marcelo que hacerlo con Xabi Alonso. Sin embargo, este último o Pepe roban con mucha más facilidad que los primeros. A los detalles de las equipaciones, los comentarios y las distintas climatologías estamos ya más que acostumbrados, pero no por ello no merece la pena destacarlos.

¿Hay pegas? Un par. Personalmente me sobran la mitad de los modos de juego. Con partido rápido, torneos y los modos online me sobraría. Lógicamente, esto es algo completamente subjetivo y es posible que haya gente que disfrute con el modo carrera, pero a mí no me gusta. Además, pienso que se podría hacer un trabajo mucho mejor con la interfaz, donde se ha primado lo estético sobre lo práctico y lo intuitivo. No son cosas que afecten directamente al juego, pero harían la experiencia mucho más agradable. En cualquier caso, son nimiedades. Como ver una excelsa jugada de Messi y quejarse de que no te gusta el color de sus botas.

11
oct 2012
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>