[Análisis] inFamous

inFamous

En mayo de 2009 compartí en el blog mis impresiones sobre inFamous tras probar su demo. Éstas concluían diciendo que me había dejado buenas impresiones y que tenía pinta de ser un juego entretenido. Por un motivo o por otro, hasta hace un par de semanas no me animé a comprar el juego (motivado posiblemente por la buena pinta que tiene inFamous 2) y prácticamente no he estado jugando a otra cosa desde entonces.

inFamous nos pone en la piel de Cole MacGrath, un mensajero de la ficticia ciudad estadounidense de Empire City que es contratado para entregar un misterioso paquete. El paquete en cuestión resulta ser una bomba que se lleva media ciudad por delante. Cole es el único superviviente de la explosión y pronto descubre que ha adquirido poderes que le permiten absorber y controlar la electricidad.

Tras varios días en coma, Cole despierta para encontrarse una ciudad en cuarentena y tomada por las bandas callejeras. Nuestro papel en la explosión y nuestros poderes se hacen de dominio público. Moya, una agente del FBI que busca a su marido, infiltrado en una organización relacionada con la explosión, contacta con nosotros y a partir de ese momento empezamos a trabajar para ella.

inFamous

Eso implica recorrer Empire City, dividida en tres grandes zonas aisladas, e ir realizando misiones con las que adquirimos experiencia y nuevos poderes, que van desde lanzar granadas de electricidad a recorrer el tendido eléctrico surfeando, planear o invocar tormentas. En todo momento podemos acceder al mapa donde se divide claramente entre las misiones principales, que van haciendo avanzar la historia, y las secundarias, en las que obtenemos puntos de experiencia y vamos liberando la ciudad de la presencia de las bandas.

Una parte importante de inFamous es su sistema de karma, que hace que los poderes y misiones a los que tenemos acceso, así como la consideración que nos tiene la gente e incluso el mismo argumento varíen en función de nuestras decisiones. Es una dicotomía simple, pero que funciona más o menos bien y ofrece dos finales ligerísimamente diferentes.

inFamous

Técnicamente inFamous no es ninguna maravilla, aunque hay que tener en cuenta que la ciudad es enorme y no encontramos cargas al desplazarnos por ella. Sin embargo, las animaciones de nuestro personaje, de los habitantes de Empire City y de los enemigos son discretas y los modelados, a excepción del de Cole, tampoco son para tirar cohetes. Esto parece que lo van a solucionar en su secuela, que presenta un apartado gráfico muy superior por lo que hemos visto hasta el momento.

Estéticamente el juego sorprende al presentarnos secuencias contadas mediante ilustraciones estilo cómic, algo que casa muy bien con el tono de la historia. Por contra, el doblaje no está a la altura de estas secuencias. Hay voces muy irritantes y la sincronización labial es inexistente en español.

Si tuviese que comparar inFamous a otros juegos es evidente que Prototype, que salió al mismo tiempo, sería la comparación más evidente, pero a mí también me ha recordado a Assassin’s Creed, en el sentido de que es un juego en el que tienes cierta libertad para recorrer el mapeado, pero que sólo avanza al cumplir determinadas misiones. Aparte de eso, hay misiones secundarias que consisten básicamente en lo mismo y que hacen que la jugabilidad resulte repetitiva en algunos momentos.

Quizá no sea un juego para todo el mundo, pero si te gusta hacer el cabra saltando de edificio en edificio y hacer de héroe o villano con superpoderes, inFamous seguramente te gustará.

19
ago 2010
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 2 comentarios
ETIQUETAS

,

2 comentarios a [Análisis] inFamous

  1. Pingback: Gameplay de inFamous 2 | El Desafío Digital

  2. Pingback: [Análisis] inFamous 2 | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>