[Análisis] Journey

Journey

No es fácil escribir de Journey después de todos los análisis de las últimas semanas. Es un juego especial por muchas cosas y no se puede analizar de la misma forma que se haría con cualquier otro juego. El título de thatgamecompany es absolutamente único y ofrece al jugador una experiencia como ninguna otra. Una experiencia que creo que gustará a casi todo el mundo, aunque posiblemente no a todos.

Journey plantea al usuario precisamente lo que promete: un viaje. A través de unos gráficos sencillos pero al mismo tiempo excepcionalmente atractivos, deberemos recorrer desiertos, cavernas, ruinas o paisajes nevados persiguiendo una luz en la cima de una montaña. Si jugamos online, a lo largo del viaje nos encontraremos con otros jugadores, representados únicamente por un símbolo. De nosotros (y de ellos) depende si decidimos ayudarnos mutuamente o ir por nuestra cuenta.

Como no existe forma de comunicarse verbalmente con ellos, nuestros movimientos en el juego, muy limitados, son lo más parecido a un idioma con lo que podemos contar para tratar de entendernos e intentar compartir la experiencia con otros jugadores. Aunque ya sabéis que yo soy más del tipo solitario, mentiría si no reconociera que en Journey es emocionante encontrarte con otros jugadores después de caminar prácticamente solo por un desierto.

El juego es audiovisualmente magnífico, con un estilo propio que bebe de influencias tan variadas como la japonesa o la arábiga y que es motivo suficiente para disfrutar del juego. La jugabilidad es sencilla, sin grandes retos. No se trata de un desafío al jugador porque nadie va a tener problemas para terminar el juego. Se trata únicamente de llegar al destino y de la forma de hacerlo.

Antes he dicho que el juego quizá no gustase a todo el mundo. Lo decía porque, al fin y al cabo, se trata de un juego pausado, reflexivo y conozco a gente incapaz de estar más de cinco segundos sin disparar o matar algo. A esa gente no le gustará Journey. También habrá quien piense que el precio del juego es demasiado alto en relación al tiempo real de diversión que ofrece ya que en hora y media puedes terminarlo sin problemas. No creo que haya que medir la valía de Journey en esos términos, pero seguro que hay gente que lo hará.

A todos los demás, a todos los que quieran disfrutar de algo especial y maravillarse con el buen hacer de thatgamecompany, les recomiendo encarecidamente iniciar este maravilloso viaje.

26
mar 2012
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 3 comentarios
ETIQUETAS

,

3 comentarios a [Análisis] Journey

  1. Christian B says:

    De acuerdo contigo, es una absoluta maravilla. En un principio yo me negaba a jugarlo acompañado de alguien más (ni siquiera sabía que tenía soporte online), pero la experiencia de compartir con un completo desconocido todo todo ese maravilloso viaje realmente es algo único, al menos yo no conozco ningún otro título que ofrezca algo similar. Lo que me da lástima es que no esté disponible en formato físico.

  2. Yo no suelo jugar casi nunca online, pero es que en este juego es lo suyo. Es agradable encontrarte con alguien, que te ayuden, ayudarles… En cuanto a lo del formato físico, personalmente creo que la duración es demasiado escasa para lanzarlo así.

  3. Pingback: [Análisis] Dishonored | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>