[Análisis] Shadows of the Damned

Shadows of the Damned

Shadows of the Damned se ha vendido como la colaboración de Goichi Suda y Shinji Mikami, pero lo cierto es que tiene más del primero que del segundo. Este juego editado por Electronic Arts es un título de acción en tercera persona en el que predominan los disparos, el humor y las referencias un poco subidas de tono.

El protagonista del juego es García Hotspur, un cazador de demonios mexicano que se adentra en el submundo para salvar a su novia, la sexy e inocente Paula, de las garras de Fleming, un poderoso ser del mal. Para conseguirlo contará con la inestimable ayuda de Johnson, un demonio reformado que tiene forma de calavera y puede transformarse en distintas armas y objetos.

Shadows of the Damned es un juego muy tradicional en cuanto a que su desarrollo es por niveles y muy lineal, con una curva de aprendizaje suave y con enemigos finales cada cierto tiempo. Nada de escenarios abiertos o de explorar grandes mapeados. Todo p’alante.

En el juego controlamos a García Hotspur con una cámara ligeramente por encima del hombro. El cazador de demonios se desplaza por el submundo usando a Johnson como antorcha y como arma cuerpo a cuerpo, pero basta con apuntar para que éste se convierta en una pistola, una escopeta o una ametralladora.

Shadows of the Damned

 

A medida que matamos a enemigos obtenemos unas gemas blancas que funcionan como la moneda del juego. Cuando encontremos a Christopher, otro de los seres que pueblan ese inframundo, podremos comerciar con él e intercambiarlas por munición, objetos de salud o gemas rojas. Las gemas rojas, que también encontraremos de vez en cuando en los escenarios, nos sirven para potenciar el daño, la capacidad o la velocidad de recarga de nuestras armas. También existen las gemas azules, que se consiguen al derrotar a los jefes y que mejoran nuestras armas dándonos nuevos disparos secundarios y habilidades.

Además de golepar y disparar a todo lo que se mueve, la mecánica del juego nos obliga a jugar con la oscuridad. Determinadas zonas del mapeado están cubiertas de una oscuridad que hace que nuestra salud baje. Para volver a “encender la luz” tenemos que disparar a determinados elementos con nuestro disparo de luz. Sin embargo, en otras ocasiones esa oscuridad también juega en nuestro favor afectando a determinados enemigos o desvelando interruptores, así que tendremos que saber utilizarla para nuestro beneficio llegado el momento.

Técnicamente estamos ante un juego realizado usando el Unreal Engine 3. Esto, que a priori no es malo, provoca algunos problemas habituales en este motor, como texturas que desaparecen de vez en cuando, pero podría contar con los dedos de una mano las veces que me ha pasado en todo el juego y me sobrarían dedos, así que no es un problema especialmente grave. Por otro lado, el diseño de los personajes, armas y escenarios es muy ocurrente y original

Shadows of the Damned

El sonido del juego es una de las cosas que conviene destacar.  La música es obra de Akira Yamaoka, compositor de Silent Hill, aunque tiene poco que ver con los temas a los que nos tiene acostumbrados la saga de Konami. En cuanto al doblaje, el spanglish es muy habitual y nos cansaremos de escuchar palabras como “cojones” o “pendejo”.

Por mucho que algunos lo digan, no estamos ante un survival horror. Esto no es un Silent Hill, un Dead Space o un Resident Evil (ni siquiera el 4 o el 5). Esto es otra cosa. Esto es un juego de acción gamberro (muy gamberro), que no se toma nada en serio a sí mismo o a otros exponentes del género y que se deleita en mezclar el terror con el sexo y los chistes sobre erecciones.

Pero ojo, que no se tome nada en serio a sí mismo no quiere decir que sea un producto inferior. Shadows of the Damned está hecho con cierto mimo y tiene una jugabilidad entretenida y variada, con sus momentos chalados, sus puzzles, algunas variaciones en la mecánica habitual para descolocarnos… En resumen, un juego entretenido, que invita a seguir jugando y que os hará soltar alguna carcajada. A algunas publicaciones no les ha gustado que únicamente sea una aventura para un jugador, a mí me parece un acierto.

04
ago 2011
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 3 comentarios

3 comentarios a [Análisis] Shadows of the Damned

  1. Sí, pero soy pobre y no tengo iPhone :P

  2. Kaworu says:

    Cuando baje a 20€ lo pillo que le tengo ganas :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>