[Análisis] Star Wars: El Poder de la Fuerza II

El Poder de la Fuerza II

Anoche terminé Star Wars: El Poder de la Fuerza II (Star Wars: The Force Unleashed II) y lamentablemente he terminado con unas sensaciones similares a las de la primera parte. Que nadie me malinterprete, se nota que han intentado corregir algunos de los errores del primer juego, pero da la impresión de que hayan ido perdiendo fuerza y motivación a medida que el juego se acercaba al final y del espectacular inicio pasamos una vez más a los errores de siempre.

El Poder de la Fuerza II comienza con Darth Vader entrenando a un clon de Starkiller, el protagonista del primer juego, para que ocupe el lugar dejado vacante por el Starkiller original. Sin embargo, el clon se rebela y escapa de Vader en busca de Juno Eclipse. Por el camino nos reencontraremos con el general Kota o Proxy y también con algunos viejos conocidos del universo Star Wars, como Yoda o Boba Fett.

Lo primero que notamos al empezar esta nueva aventura galáctica es que gráficamente se ha dado un notable salto respecto a Star Wars: El Poder de la Fuerza. No es que El Poder de la Fuerza II llegue a competir con los top de esta generación en ese apartado (Uncharted 2, Killzone 2, God of War III…), pero sí que se nota el esfuerzo en mejorar lo que vimos en el primer juego.

El Poder de la Fuerza II

Por desgracia, esa mejora es irregular y hay escenarios y enemigos donde se nota un muy buen trabajo y otros que parecen menos inspirados. Aparte de eso, la inestabilidad gráfica del primer título también hace su aparición en esta secuela en momentos puntuales en forma de tearing y ligeras caídas de frame, aunque en este último caso han sido muy esporádicas.

La banda sonora de El Poder de la Fuerza II es excelente una vez más, rescatando melodías típicas de Star Wars y utilizándolas siempre en los momentos oportunos. Donde también hay una altísima calidad, y en este caso también se ha mejorado mucho respecto al primer juego, es en las cinemáticas. No en las que están realizadas con el motor del juego, que arrastran en parte los mismos problemas de inestabilidad que comentaba antes, sino en las secuencia pregrabadas, que son realmente espléndidas y dan ganas de verlas una y otra vez. De hecho, os invito a echar un vistazo en YouTube para comprobarlo.

La mecánica de El Poder de la Fuerza II, más allá de novedades como algunos nuevos ataques o el control mental, es la misma que en el anterior juego. Es decir, que estamos ante un hack’n slash en toda regla en el que al matar a nuestros enemigos recuperamos vida y ganamos experiencia que podemos usar para potenciar nuestras habilidades. Aparte de eso, podemos encontrar por el mapeado upgrades que mejoran nuestra barra de vida y barra de fuerza, y también cristales para nuestras espadas láser que podemos combinar como nos venga en gana. Por ejemplo, podemos asignar al arma principal un cristal que potencia la absorción de experiencia y al arma secundaria otro que potencia la absorción de salud.

Los enemigos normales son pan comido y bastarán un par de mandobles para ver cómo pierden brazos o cabeza, pero también nos irán apareciendo enemigos más fuertes a los que sólo podremos eliminar de una forma determinada. A diferencia del juego anterior, aquí no hay tantos jefes de final de fase, aunque también es cierto que el juego es mucho, mucho más breve que su antecesor y se presta menos a ese esquema.

El Poder de la Fuerza II

En resumidas cuentas, Star Wars: El Poder de la Fuerza II soluciona algunos de los problemas de su primera parte, pero no todos. Su gran baza, como ya ocurría con su predecesor, es el gran atractivo que tiene el universo Star Wars y una historia interesante y que encaja aceptablemente bien en el cánon. Además, en esta ocasión ese argumento es mucho más épico por la fijación del protagonista en encontrar a su amada, pero también es verdad que menos profundo porque no vemos en Starkiller la evolución psicológica que sí vimos en el primer título.

La jugabilidad es correcta y el juego es muy entretenido, aunque se hace algo corto. Por fortuna, incluye una serie de desafíos que se van desbloqueando al superar las fases y que alargan la duración del título. Confío en que LucasArts y Activision también nos ofrezcan en esta ocasión muchos contenidos descargables para ir alargando el interés por el juego hasta que salga su previsible tercera parte (hay muchas pistas en esta segunda parte al respecto). Esperemos también que los despidos en LucasArts no afecten al proyecto y que El Poder de la Fuerza III se materialice y logre dar otro paso más hacia el sobresaliente. De momento nos quedamos todavía en el notable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>