[Análisis] Wild Arms XF (PSP)

No es la primera vez que una gran saga de rol clásico da el salto a la estrategia. El ejemplo más conocido es el del genial Final Fantasy Tactics, pero no es el único. Con Wild Arms XF (PSP) se ha hecho algo parecido: llevar el universo western de Filgaia, que ya hemos visto en los Wild Arms tradicionales, a un SRPG estilo tablero, pero de paso han aprovechado para innovar en el género.

La novedad más visible respecto a juegos más clásicos es que las casillas de los escenarios no son cuadradas, sino hexagonales. Puede parecer poco importante, pero la verdad es que cambia considerablemente la forma de jugar. Pero vayamos por partes…

El argumento del juego gira en torno al reino de Elesius, donde el consejo real está dirigiendo el país con mano de hierro en lugar del rey, aquejado de una enfermedad y deprimido por la muerte de su hija mayor, la princesa Alexia. Los dos principales protagonistas Clarissa y Felius Arwin llegan al reino mientras persiguen a un mercenario que ha robado la espada de la madre de Clarissa, Iskender Bey. El enorme parecido de Clarissa con la princesa fallecida, un par de casualidades y su incapacidad para soportar las injusticias hacen que cree un ejército de liberación para tratar de acabar con la tiranía del consejo.

Visualmente Wild Arms XF se presenta completamente en 2D. Tanto los escenarios como los sprites de los personajes tienen ese toque clásico de las dos dimensiones y el resultado es muy notable en la pantalla. Especialmente al combinarlo con los efectos de las magias y combos. El sonido acompaña muy bien a la acción y hay alguna melodía destacable, como la de la introducción, que es una versión del tema principal del primer Wild Arms de PSX.

En cuanto al desarrollo del juego, es bastante tradicional: tenemos un mapa del reino de Elesius con las zonas de interés marcadas y para hacer que la historia avance debemos ir a los puntos que se marcan de forma especial. En las ciudades tenemos tiendas de distintos tipos y tabernas en las que podemos contratar a nuevas unidades.

El sistema de combate del juego se basa en el cambio de clases. Los personajes principales tienen una clase propia y además pueden optar a las clases comunes, que se alejan bastante de las que hemos visto en otros juegos, tanto en su aspecto como en sus habilidades. Cuando lo normal es encontrarnos caballeros, magos, ninjas o arqueros, Wild Arms XF nos pone en la piel de Sentinels, Striders, Secutors o Elementalistas. La única pega de esta innovación es que hay que revisar bien las estadísticas de cada clase, sus ventajas y desventajas frente al resto.

Al estilo de Final Fantasy Tactics, podemos personalizar a nuestros personajes con las habilidades de distintas clases. Cada personaje puede usar las habilidades de la clase en la que está y al mismo tiempo ir aprendiéndolas para usarlas cuando cambien de clase. Tenemos unas ranuras para añadir habilidades que van aumentando a medida que sube nuestro nivel. Hay habilidades que requerirán dos ranuras y otras sólo una, pero podemos tener habilidades de tantas clases como ranuras tengamos.

Si bien en otros juegos el cambio de clase es algo casi opcional y a menudo tendemos a asignar una clase a un personaje y hacer que evolucione tanto como pueda, en Wild Arms XF será necesario cambiar de clase con mucha frecuencia. Se ha incidido mucho en la estrategia y antes de cada combate se nos dan algunos consejos sobre el objetivo de la batalla y la forma de lograrlo. A menudo eso implica tener al menos a un personaje que use una clase determinada.

Los objetivos también suelen ser más variados que el típico “acaba con todo lo que se mueva”. Aquí tenemos desde puzzles hasta misiones de sigilo al estilo Metal Gear Ac!d. En unas tendremos que que evitar que las unidades rivales lleguen a uno de los extremos del campo de batalla mientras que en otras nuestra misión será proteger a personajes no controlables. Esa variedad de objetivos es muy positiva, pero a menudo complica mucho las cosas. Afortunadamente, cuando fallamos se nos da la opción de repetir la batalla automáticamente, sin tener que volver al último punto guardado.

Como suele ser habitual, en el juego es importante el terreno y la altura, que afectan a nuestros ataques y alcance, pero también la colocación de nuestros personajes en torno al enemigo. Es lo que se conoce como Formation Arts y que se podría resumir de la siguiente manera: cuanta más gente pongamos alrededor de una unidad rival y en las formaciones adecuadas, más daño haremos.

Otra de los combos, las Combination Arts, tienen que ver con el uso del comando lock-on. A partir de un determinado momento del juego, cuando vamos a atacar a un personaje se nos da la opción de atacarle sin más o hacer lock-on, es decir, apuntarle pero sin llegar a ejecutar el ataque. Podemos hacer esto con varios personajes y cuando finalmente ataquemos provocaremos un importante daño mágico sobre nuestro enemigo.

Junto a Final Fantasy Tactics: The War of the Lions, Jeanne D’Arc y Disgaea, Wild Arms XF es uno de los mejores juegos de estrategia para la consola de Sony. Si hubiese que hacer un resumen rápido diría que mientras Jeanne D’Arc es el más asequible para usuarios no acostumbrados al género, Wild Arms XF sería un juego para usuarios experimentados y a los que no les importe repetir una batalla varias veces hasta conseguir el objetivo requerido. De momento el juego me está pareciendo muy sólido y creo que ha sabido coger lo mejor de otros títulos y además innovar lo suficiente.

Sólo le pondría una pega: la historia es algo floja y la forma de contarla un poco aburrida si la comparamos al argumento shakesperiano de Final Fantasy Tactics o las preciosas escenas animadas de Jeanne D’Arc. Pese a todo, es una compra obligada para los aficionados a la estrategia. Lamentablemente, parece que no hay planes de sacarlo en España, así que tendréis que importarlo.

Web oficial | Wild Arms XF

31
mar 2008
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 6 comentarios
ETIQUETAS

, , ,

6 comentarios a [Análisis] Wild Arms XF (PSP)

  1. Fer says:

    Por no hablar de su increíble banda sonora *_______________*

  2. Kaworu says:

    Sabia que estaba bien, pero no me esperaba algo tan completo :O. A ver si cae una PSP ^^

  3. slyjss says:

    Es curioso lo mucho que ha sido criticado en muchos medios. Al parecer era “demasiado complicado” para los redactores

  4. Sí, es verdad que le han dado palos y hay que reconocer que tiene alguna cosa jodidilla, pero vamos, el juego está en general muy bien.

  5. Sergio1985 says:

    Sólo quería comentar que hace poco estaba jugando a este juego y creo que el análisis es de los mejores que he leido… la comparación con otros juegos es acertiva

    Mi comentario esta mas relacionado a la forma de analizar un juego, mas que el juego en si…

    felicitaciones

  6. Gracias, Sergio ;) Me alegro de que te haya gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>