Antonio Gamoneda, Premio Cervantes

Antonio Gamoneda

Jorge Guillén, Dámaso Alonso, Borges, Alberti, Buero Vallejo, Delibes, Vargas Llosa, Cela, Umbral… y en la última edición Antonio Gamoneda, así de ilustres son los nombres de algunos de los ganadores en las más de 30 ediciones con las que cuenta en su haber el Premio Cervantes de la Literatura, el Premio Nacional y el más importante que se concede en lengua castellana, otorgado anualmente por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El último ganador, este poeta ovetense de 75 años, estuvo ayer de visita en Alzira (Valencia) para conocer la ciudad, hecho programado gracias a la editorial Germanía, que tiene publicada una de sus obras, y a su director literario, Gabriel Viñals.

Antonio Gamoneda, que firmó el libro de la ciudad, tiene publicados desde el año 1960 más de una veintena de obras, siendo la poesía su gran especialidad, y calificó a Alzira como “hermosa por su inmensidad de naranjos, una cualidad que la hace muy país valencià”.

El escritor estuvo el día anterior en la Universidad Politécnica de Valencia dando un recital de poesía para los alumnos que le tuvo “dos horas y media liado, cuando pensaba que sería una hora, el diálogo fue muy vivo y por eso la cosa se alargó”.

Gamoneda es un hombre muy “provinciario” como él mismo dice, “me gusta mi pueblo y en los últimos 5 meses y 12 días sólo he podido estar en Navidades, estoy viajando mucho últimamente, me muevo con frecuencia y siendo realistas, me coge viejo, hace 20 años muy bien pero ahora ya no disfruto tanto”.

Contribución decisiva

Y es que a este reconocido y galardonado escritor (también ha recibido el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Castilla y León de las letras) se le ha distinguido por contribuir al patrimonio cultural histórico de forma decisiva, de entre una serie de aspirantes propuestos por el pleno de la Real Academia Española.

Aunque Gamoneda asegura haber disfrutado y gozado de su visita a Valencia y a la capital de su Ribera Alta, es innegable para el autor su verdadera pasión: “sentarse delante de su mesa y escribir poesía en soledad”.

A sus casi 76 años, los cumple el próximo día 30 de este mes de mayo, este asturiano confiesa despertarse a veces sin saber en qué parte de España se encuentra: “lo que deseo ahora realmente es que me dejen solo en mi casa, con una hoja en blanco ante mí, en mi mesa de trabajo”.

Antonio Gamoneda

Sorprendido y agradecido

Ante los premios de importancia que está recibiendo ahora al final de su vida declara no saber si los merece pero asegura estar “agradecido y sorprendido aunque hace algunos años nadie se acordaba de mí”.

La poesía para este gran poeta es una pasión en la que la improvisación está prohibida, “es un trabajo duro en el que nunca improviso”

Desde los tres años vive en León, tras la muerte de su padre, también poeta, al año de nacer él. Durante 25 años y mientras resistía al franquismo y su censura, Gamoneda trabajó como recadero de una oficina bancaria.

13
may 2007
AUTOR
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>