Brick destaca en Sitges

El martes dejó sensaciones contrarias y diferentes. Mientras Takashi Miike nos dejaba perplejos con su nuevo trabajo, muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados, y la sección de cortometrajes decepcionaba de lo más, Brick puso la nota positiva con una historia negra y elegante sobre tráfico de drogas y violencia pero… en un instituto. ¡Ah! Y Satán quiso.

El día empezó con Bing Bang Love Juvenile A, sección Fantàstic, era después de comer y sinceramente, entre que la peli es lenta y muy pausada y que a esas horas los españoles ya sabemos lo que hay… sí lo reconozco, no la aguanté entera. No voy a calificarla, no me lo he ganado, sólo decir que es difícil y que hay que verla con paciencia, no es pura violencia y acción como lo que nos tiene acostumbrados a ver, es más… estética y preciosista. Va sobre dos jóvenes que son encarcelados y… a flipar.

Después Paul Verhoeven (Robocop, Desafío Total, Starship Troopers, Instinto Básico) nos habló de su último trabajo, Black Book, sección Premiere, una coproducción entre Holanda-Bélgica-Reino Unido-Alemania, rodada en 4 idiomas y que trata sobre una joven judía que escapa de los nazis durante la 2ª Guerra Mundial y se convierte en un miembro activo de la resistencia al mismo tiempo que se infiltra en el servicio de seguridad alemana, donde conocerá al capo de la Gestapo. El mismo director nos confesó que “hay muchas esperanzas puestas en que esta película consiga una nominación en los Oscar a la mejor película extranjera, aunque podemos optar a todos, es difícil estar entre las elegidas”. No os puedo decir mucho más de la peli ya que no he podido verla, ha sido mi coste de elección, todo es imposible y hay mucha cantidad y variedad.

Ya por la tarde, Brick de Rian Johnson, nos cuenta de manera elaborada e ingeniosa, toda una trama de muerte, violencia y tráfico de drogas, con gags acertadísimos y una dirección más propia de un veterano que de un novato, que es la verdadera condición del realizador. Premio especial del jurado en Sundance, este producto es altamente recomendable, lo mejor del día. Entre el reparto Emilie de Ravin, Claire en Perdidos.

Finalmente acudimos a la sección de cortos, por comprobar cómo está el nivel en el festival, tanto yo como mis acompañantes somos cortometrajistas y el tema nos interesa. De los 6 que se pasaron sólo uno era español, y sólo 2 eran decentes. Se me quedó todavía más claro lo difícil que es hacer un corto con una historia convincente. Hubo dos cortos realmente horribles, no voy a tener piedad, de lo peor que he visto nunca. Puedo ser muy bueno pero también muy malo. Venga hombre, una cosa es premiar la innovación y otra muy distinta premiar el mal gusto y lo criminalmente cutre.

Y Satán quiso, acabo de ver The Fountain, Sección Premiere, en un pase de prensa a un infame horario, las 8:30 de la mañana, ¡qué situación más surrealista! Aunque soy novato en estas lides espero que se repita muchas veces en mi vida, me lo estoy pasando pipa. Lo nuevo de Darren Aronofsky (Pi, Réquiem por un Sueño), para variar, una rayada. De la España del s.XVI hasta el espacio profundo del s.XXVI, el prota (Hugh Jackman) intentará encontrar el árbol de la vida, el que otorga vida eterna a los que beben su savia. Tres historias se cruzan en esta trama entre las que destaca el intento de un médico, que experimenta con monos, de conseguir rejuvenecer el cerebro humano y erradicar el cáncer mediante el uso de una misteriosa planta que puede ser el árbol de la vida. Su objetivo: salvar a su mujer, Rachel Weisz. Técnicamente es espectacular, los efectos digitales son magníficos, la historia a priori resulta interesante pero no sé, no cala, no te quita la sensación de incredulidad. En Venecia hubo abucheos, aquí silencio y luego tímidos aplausos. La pregunta es: ¿qué me estás contando exactamente Darren? Me ha dejado perplejo, no sé muy bien qué pensar. Eso sí, la BSO y Jackman están muy bien.

En mi próxima y última crónica, sólo me queda un día aquí (snif), os hablaré de lo nuevo de Kim Ki-Duk, Time, Sección Fantàstic, y de Mentes en Blanco (Unknown), de Simon Brand, en Sección Premiere. Y quizá os tenga alguna otra sorpresita…

11
oct 2006
AUTOR
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>