“Bully”: La polémica está servida

Bully

La violencia en los videojuegos vuelve a estar en el punto de mira de las asociaciones de menores en particular y de toda la sociedad bienpensante en general. La próxima creación de los chicos de Rockstar, Bully, en la que el personaje asume el rol del matón de un instituto, ha hecho saltar las alarmas una vez más.


Un pequeño resumen para los que no estén muy puestos: Rockstar, la compañía creadora de la saga Grand Theft Auto, prepara un videojuego en el que el jugador encarna al “angelito” que podéis ver en las fotos: un matón de instituto que debe hacer crecer su reputación en el centro y protegerse de los otros matones a base de travesuras y palizas a otros alumnos. Conociendo a Rockstar, el juego no escatimará en barrabasadas. Desde que aparecieron las primeras imágenes el título ha levantado mucha polémica y al final ésta ha acabado llegando a España. De momento, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades y el presidente de la asociación Protégeles, Guillermo Cánovas, han sido los primeros en abrir fuego basándose en varias denuncias presentadas en la Línea de Ayuda contra el Acoso Escolar. A estas protestas han respondido duramente los gamers de algunos de los foros más importantes de la red española.

Personalmente siempre he defendido que los videojuegos se limitan a dar lo que pide la sociedad, del mismo modo que hace la televisión, la música y otras manifestaciones socioculturales. Sin embargo, tengo que reconocer que Bully me está haciendo cambiar de idea. No me preocuparía en absoluto si no fuese, por una parte, por la escalada de violencia que estamos viviendo en las aulas durante los últimos meses; y por otra, porque para muchos lo que representa el juego sea excesivamente parecido a la realidad. Me explico, no tengo nada en contra de juegos en los que el usuario se convierta en un samurái del medievo japonés o un soldado aliado durante la II Guerra Mundial. Son ejemplos que están muy alejados de la realidad de cualquiera. Pero tener que representar a un matón de colegio es diferente. Creo que no podemos banalizar la situación por la que están pasando muchos niños y sus familias.

Las excusas de que el juego estará indicado para mayores de 18 años no sirven. Todos sabemos que al final en las tiendas eso no se sigue y que incluso los padres pasan bastante del tema. Y vuelvo a repetir: si la temática fuera otra, a mí tampoco me importaría.

Lo que está claro es que en el departamento de marketing de Rockstar deben estar frotándose las manos porque la polémica siempre les ha favorecido y sus juegos suelen ocupar las primeras posiciones de las listas de ventas. No me gusta hacer de adivino, pero con Bully ocurrirá lo mismo. Y pienso sinceramente que en este caso se podría estar aprovechando un auténtico drama social para sacar provecho económico. Me considero un gran defensor de los videojuegos, pero no me molestaría en absoluto que Bully fuese finalmente cancelado si de verdad hace apología de la violencia.

20
nov 2005
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>