Cines Príncipe Pío, un ejemplo de la crisis

Os voy a contar una anécdota que viví hace 10 días y que considero un gran ejemplo de la crisis que vive nuestra querida España. Resulta que fui un domingo por la mañana con mis padres, que habían venido a visitarme, al centro comercial Príncipe Pío de Madrid. A mi padre le dolía mucho la rodilla y decidimos “meterle” en el cine, en la sesión matinal, para “hacer tiempo”.

Cuando llegamos a las taquillas nos encontramos con una cola de unas 30 personas, que iba muy lenta debido a, entre otras cosas, que de las 5 taquillas, 4 estaban vacías, o sea, sólo una persona trabajando.

Además, coincidía que el monitor con la información de la cartelera estaba desactualizado, marcando los pases y horarios del día anterior, y que no había folletos informativos, con lo cual, si uno quería enterarse de los horarios de los pases de cada una de las películas tenía que consultarlo con la pobre chica que no daba abasto una vez ya te llegaba el turno, lo cual ralentiza todavía más si cabe la cola.

A nosotros nos tocó hacer como unos 20 minutos de cola, y cuando nos fuimos todavía ésta era mayor, así que la cosa iba de mal en peor. Mientras, fuera del centro comercial, el alcalde de Madrid, Ruiz Gallardón, y el ministro de Asuntos Exteriores, M. A. Moratinos, estaban celebrando el Día de Europa. La situación me indignó tanto que me decidí a comentarlo aquí. Porque, vale, el gobierno y Zapatero tienen gran parte de culpa por la crisis económica española, pero señores, aquí culpa tienen y tenemos todos, y aquí vengo a nombrar a los egoístas y abusones de los empresarios, que vaya tela…

El señor dueño de estos cines, por ratear un par de sueldos durante un par de horas, estamos hablando de unos 30€ por decir una cantidad, está creando un bucle de crisis: da un servicio de mierda, la gente se disgusta y no vuelve, frena el consumo, pierde beneficios y así se estanca la economía española. Yo desde luego no vuelvo a estos cines, que además son carísimos. Me quedo en casa y aquí nadie gasta ni un duro, porque es que se te quitan las ganas de gastarte el dinero, te lo ahorras y que gasten otros…

Los empresarios tienen motivos para quejarse pero es que algunos son unos peseteros insoportables, y como he dicho, la culpa es de todos. Es una vergüenza el servicio que dan algunas empresas por ratear unos ridículos euros.

La situación es muy negativa y el pesimismo cada vez mayor, realmente se trata en gran parte de una crisis psicológica pero, ¿cómo nos quitamos el negativismo de la cabeza? Llevamos como 4 años diciendo que esto va a peor cada vez más y más, y así se está confirmando. ¿Cuándo va a acabar esto? Habrá que emigrar del país, yo por mi parte ya lo estoy contemplando para después del verano…

19
may 2010
AUTOR
SECCIÓN Nacional Opinión
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>