Con veinte minutos no basta

Algo más de un cuarto de hora de buen fútbol no fue suficiente (ni hubiese sido realmente justo) para que España abriera la Euro Sub-21 de Dinamarca con victoria frente a Inglaterra. El partido, indescifrable en su mayor parte, se decidió en dos jugadas que, por lo que muestran las imágenes, no deberían haber subido al marcador.

 

Y no se puede empezar explicando el encuentro diciendo que hubo dos partes para cada equipo. No, España, se supone, intentó llevar a cabo su juego de combinaciones en corto, pero sus hombres más capacitados para ello jugaron demasiado alejados de Javi Martínez, el capitán de la selección de Milla. Lo más destacado de la primera mitad fue obra del propio medio del Athletic, que aprovecho un córner ganando la posición a los defensas ingleses y su cabezazo al segundo palo lo enganchó, sí, con la mano, su nuevo compañero de club, Ander Herrera.

Los ingleses, que se veían por debajo en el marcador, no debieron enterarse de la acción irregular como no se habían enterado de que estaban jugando un partido del Campeonato de Europa de la categoría. Siguieron como habían empezado: con intenciones anodinas con el balón y con un compromiso en el fuerzo de los que queda en balde roto cuando las posesiones se realizan carentes de sentido de la profundidad.  Pero ya les bastaba, el empuje físico que sí poseen conseguía entorpecer las jugadas de España una y otra vez.

El estilo de los de Milla difiere en una cosa fundamentalmente con la absoluta: ante la presión persistente del rival, los centrocampistas de corte ofensivo son víctimas de la imprecisión y la inseguridad. A un determinado ritmo, los Thiago, Ander o Mata todavía no son capaces de mantener de forma regular ese vaivén de la pelota que adormece y luego mata a los rivales.

Porque los ingleses estuvieron a punto de finiquitarse solos.  Mediada la segunda parte, agotados de perseguir las sobras de los españoles y las suya propias, bajaron el ritmo y La Rojita estuvo a punto de hacer valer el gol de Ander con combinaciones duraderas y más cerca de la portería de Fielding. Ahí pudo acabarse el partido, pero no fue real y tampoco hubiera sido de justicia.

A dos minutos para el final, Walker, de lo poco con intención de los dirigidos por Pearce,  encontró pasillo por la banda de un agotado Dídac (sensacional en los minutos de mejor juego de España) y cedió por el centro al interior del área donde el corpulento Welbeck, en posición más que dudosa, y sin oposición de jugadores españoles (estaban a más de dos años luz), definió acorde al regalo, casi dándole la risa.

Y poca gracia hacen los checos, que se lo pregunten a la selección de Ucrania. Un equipo incómodo y que ya es primero de grupo recibirá a la intermitente selección de Milla el miércoles. Con muchas o pocas arrugas, según se mire, medirán nuestras opciones en una competición que permite pocos errores. Una derrota sería casi una condena, si tenemos en cuenta que hace dos años iniciamos el torneo con un empate y la derrota en el segundo partido nos condeno casi matemáticamente.  Así que se busca lo antes posible una asimilación rápida  y con continuidad de lo que nos hace fuertes: rozar el abuso en las combinaciones.

España: De Gea; Montoya, Botía, Domínguez, Didac Vila; Javi Martínez, Ander Herrera (Capel, m.86), Thiago, Mata, Jeffren (Bojan, m.80); y Adrián (Parejo, m.72).

Inglaterra: Fielding; Walker, Smalling, Jones, Bertrand; Henderson, Mancienne (Rodwell, m.67); Cleverley (Sinclair, m.80), Welbeck, Rose (Lansbury, m.67), y Sturridge.

Goles: 1-0, m.14: Ander Herrera. 1-1, m.88: Welbeck.

3 comentarios a Con veinte minutos no basta

  1. Kike says:

    Para mí a esta selección le falla la delantera, Adrián tiene muy poco gol, sería mejor q jugara Bojan.

  2. Jordi says:

    Bojan debe de andar tocado moralmente, si ya incluso ni en la sub-21 le dan mas de 10min…..

  3. Jordi says:

    Ah, por cierto…. q espavile Thiago. Este campeonato es una piedra de toque para saber si esta ya a punto para partidos llenos de presion en el Barca. Si no es asi, la espada de Damocles (tambien llamado Cesc) pende sobre su cabeza…… Y al reves, imagino q Cesc y su entorno tambien estaran interesados en ver si Thiago cumple con solvencia o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>