[Crítica] Agua para elefantes

Crítica de Agua para elefantes

Si a Agua para elefantes (Water for Elephants) hubiese que encontrarle un parecido, el más evidente sería Titanic. Un chico, interpretado por un joven actor de moda, que se enamora de la mujer de un hombre poderoso y malvado en un entorno cerrado y con una tragedia inminente. Para más inri, la historia nos la cuenta en un largo flashback uno de los protagonistas de esa historia de amor, ya anciano.

Jacob (Robert Pattinson) es un joven universitario a punto de licenciarse en Veterinaria en los años de la Gran Depresión. Sin embargo, su vida da un vuelco cuando sus padres mueren en un accidente de coche y él se queda en la calle y con lo puesto. El destino lo lleva a unirse a un circo que dirige con mano de hierro el inestable August (Christoph Waltz). Allí Jacob conocerá y se enamorará de Marlena (Reese Witherspoon), la mujer de August.

Jacob y Marlena tendrán que trabajar para intentar conseguir amaestrar a Rosie, una vieja elefanta recién adquirida por August, para convertirla en la principal atracción del circo. Entre ambos surgirá el amor, pero el brutal y celoso marido no pondrá las cosas fáciles.

No creo que Agua para elefantes tenga el éxito que tuvo Titanic en su día (sobre todo el éxito de crítica). Es una película interesante, bien cuidada y con una cierta magia. De hecho, no descarto que se lleve algún premio en los Oscar del año que viene. Sin embargo, le falta la épica que tuvo Titanic y creo que las interpretaciones de Kate Winslet y Leonardo DiCaprio en la película de James Cameron están por encima de las de Pattinson y Witherspoon. Además, la química entre los primeros es mayor que entre los segundos y se notan los diez años de diferencia entre uno y otro.

Lo que sí es innegable es que Christoph Waltz es un villano mucho más notable de lo que fuera Billy Zane. En el guión de la película han tenido el acierto de convertirle en el máximo responsable del circo y eliminar a un personaje que cumplía ese papel en la novela homónima en la que se basa la película. Eso lo hace más poderoso y la interpretación de Waltz es capaz de convertirlo en alguien entrañable y terrible al mismo tiempo.

La cinta de Francis Lawrence (Soy leyenda, Constantine) posiblemente tiene todos los ingredientes para convertirse en un clásico y es una de las mejores opciones que tiene ahora mismo la cartelera para quien no le tenga alergia al romanticismo en la gran pantalla. Recomendable.

3 comentarios a [Crítica] Agua para elefantes

  1. Kike says:

    un chico nuevo entra en un circo y se enamora d la chica del jefe q tiene muy mala hostia… nadie oye sonar una trompeta? d Titanic nada! tu comparación me parece muy atrevida Chris, el barco d James Cameron ganó 11 Oscars y es la 2ª peli + vista d la historia.

  2. ¿Pero te has leído la crítica? xD

    “No creo que Agua para elefantes tenga el éxito que tuvo Titanic en su día (sobre todo el éxito de crítica)”

    Cuando digo que se parecen es por el argumento, con el vejete contando la historia, el género, la ambientación similar, el romance prohibido… No comparo la calidad de ambas.

  3. Kike says:

    Sí me la he leido pero aún así la simple mención a Titanic ya me ha sorprendido. He leido un poco x internet y he visto en una web q Titanic sigue siendo líder d audiencia en cines pero q Avatar le ganó en recaudación xq las entradas al ser 3D eran + caras. Es q Titanic (no solo el barco) era muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>