[Crítica] Amour

Amour - Michael Haneke

Y esto es un no parar, siguiente parada Oscar, Amour, la nueva película de Michael Haneke con la que el austriaco lo vuelve a petar. Ahí es nada la carrerita de premios que lleva el amigo: Palma de Oro en Cannes, arrasó en los Premios Europeos ganando todos los importantes, Globo de Oro a mejor peli de habla no inglesa, 10 nominaciones a los Cesar, 4 a los Bafta, y nominada para los Oscar tanto en habla no inglesa como en la categoría general, además de otras 3 nominaciones a director, guión y actriz… Y esto mencionando solo algunos, porque ni loco voy a hacer el repaso entero, es interminable.

El nuevo trabajo de este incansable devorador de éxitos es una sencilla historia, contada de forma tradicional, pero con una naturalidad, realismo y dramatismo que le han hecho conquistar de forma unanimísima al conjunto de toda la crítica, llegándonos al corazón como hace mucho nadie lo habia hecho.

Georges y Anne, con los ochenta ya cumplidos, son dos profesores de música clásica jubilados que viven en París. Un día, Anne sufre un infarto y la mitad de su cuerpo queda paralizado. A partir de ahora queda totalmente dependiente, en este caso de su marido, que no piensa dejarla sola. El amor que ha unido a la pareja durante tantos años se verá puesto a prueba y ambos tendrán que aprender a lidiar con la tragedia en la parte final de sus vidas.

Así de sencilla, así de directa, y así de dramática y honesta. Un brillante estudio de la vejez, casi prácticamente un homenaje, dura pero tierna, fría pero conmovedora, abrumadora pero auténtica, pero sobre todo muy humana.

Es una historia bastante normal, casi hasta común, pero con los toquecitos de hiperrealismo bruto de Haneke y apoyada en la interpretación de la pareja protagonista, que están absolutamente sublimes, increíble el trabajo de Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva, que consiguen hasta que te olvides de que se trata de una película, de una historia de ficción, parece la vida misma, como si fueran tus propios padres o abuelos.

En resumen otro gran acierto en la fimografía de este hombre al que ya casi se le puede denominar uno de los mejores directores europeos de cine de todos los tiempos. Desde que vi Caché que aún casi se me pone la piel de gallina con ese final. Aunque también es cierto que con La cinta blanca me aburrí como una ostra. En fin, muy buena peli que hay que tener muy en cuenta.

01
feb 2013
AUTOR
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>