[Crítica] Drive

Drive

Drive no llama mucho la atención en cartelera. No ha hecho apenas ruido, sin bombo ni platillo, pero es una peli, al menos a priori, de coches… A pesar de que su director, el desconocido danés Nicolas Winding Refn, se llevó la última Palma de Oro de Cannes, y a pesar del protagonismo del de moda y próximamente omnipresente Ryan Gosling, la cinta no está llamando mucho la atención, pero aún así la temática y argumento resultaban demasiado atractivos como para dejarla pasar.

Drive está ambientada en Los Ángeles, donde un joven especialista de escenas de riesgo en conducción de coches para películas, que además aprovecha su talento para otros quehaceres no tan legales, conoce a su guapa vecina (Carey Mulligan, Wall Street, El dinero nunca muere) y a su hijo, lo que le hará meterse en un lío que no le convenía en absoluto.

La guapa Irene está casada con un convicto que está a punto de salir de prisión, el conflictivo Oscar Isaac (Ágora), el cual todavía tiene alguna que otra cuenta pendiente, lo que afectará directamente a nuestro Conductor hasta límites insospechados.

Tras una primera mitad entretenidísima centrada en escenificar las enormes dotes al volante del protagonista, con unas geniales escenas de acción con coches y una dirección de factura impecable, Drive se convierte en la segunda mitad en un ejercicio de violencia salvaje, abrumador pero perdonable por la gran clase con la que este se nos presenta.

Con planos brillantes y secuencias rodadas con estilo y una belleza agradablemente sorprendente, la cinta consigue cortar la respiración y dejar al espectador consternado ante un apabullante baño de sangre y agresividad, que podría ser calificado de gratuito si no estuviera recubierto de tan bello envoltorio.

Drive además cuenta con una preciosa fotografía que hace embellecer la ciudad de Los Ángeles y unos aceptables secundarios como Albert Brooks, Bryan Cranston o Ron Perlman, este último en menor medida, no está para hacer muchas más películas el hombre.

Así pues, producto recomendadísimo para los amantes de la violencia y no tanto para los reacios/as, pero muy bueno en líneas generales. Especial ojo al último plano de la persecución entre los dos cochazos en el segundo trabajito ilegal del prota, IMPRESIONANTE.

07
oct 2011
AUTOR
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS 9 comentarios
ETIQUETAS

,

9 comentarios a [Crítica] Drive

  1. Pues yo vi un tráiler hace ya tiempo y desde entonces tengo muchas ganas de verla. Ah, Bryan Cranston no puede ser un secundario aceptable. Es una pena que a este hombre apenas le hayamos visto en cine. En Breaking Bad se come la pantalla.

  2. Kike says:

    No conocía yo a este actor antes de Drive, no veo la serie que nombras. Él es el mejor de los secundarios la verdad.

  3. ¿No veías Malcolm? Es el que hacía de su padre. Y Breaking Bad TIENES que verla. Además te encantará porque usan siempre unos planos cojonudos. Se nota que toda la fotografía está muy bien pensada.

  4. Kike says:

    Tampoco pero si tú me recomiendas Breaking Bad la semana q viene mismo empiezo a verla.

  5. Kike says:

    Pues acabo d verme el primer capítulo, jaja. Pinta muy bien. Gracias x instruirme!

  6. Ten cuidado, que se acaba haciendo muy adictiva :P

  7. Kike says:

    Voy x el 3º de la 2ª temporada, FLIPADÓN D SERIE! SE SALE!

  8. Te lo dije. Y no te queda nada :P

  9. Pingback: [Crítica] Shame | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>