[Crítica] El caballero oscuro

Hace ya más de un año que hablé en el blog por primera vez de El caballero oscuro, la secuela de Batman Begins. Lo hice porque había aparecido la primera imagen de Heath Ledger caracterizado como el Joker. Poco después se mostraron algunas imágenes del nuevo traje de Batman y a continuación se inició una brutal campaña viral con webs creadas para la ocasión, pósters, teaser tráilers… hasta que, en enero de este año, recibíamos la noticia de la muerte de Ledger. Como suele ocurrir en estos casos, su fallecimiento hizo crecer aún más la expectación por ver la cinta de Nolan.

Hoy la película por fin se estrenaba en nuestro país. En las semanas que han pasado desde su estreno en EEUU ha tenido cifras de recaudación de auténtico récord. ¿Está justificada toda esa expectación? Sí y mil veces sí. No sólo continúa con la buena línea iniciada en Batman Begins, sino que la supera ampliamente. Es una película más seria, más oscura y mucho más profunda.

El caballero oscuro se apoya en tres ejes fundamentales y así nos lo han hecho saber durante toda la campaña de marketing previa: Batman/Bruce Wayne, el fiscal Harvey Dent y el Joker. Los dos primeros buscan el orden en Gotham City, pero cada uno a su manera. El tercero es un agente del caos, un criminal que no busca dinero o poder, un auténtico psicópata. Además de a este peculiar triángulo nos encontramos con las fuerzas de la policía y de las distintas familias mafiosas de la ciudad.

El espectacular arranque de la película, que ya pudimos ver hace algunas semanas, sirve de presentación para el Joker, uno de los mejores villanos que han pasado por una pantalla de cine y, en mi opinión, muy superior al que interpretó en su día Jack Nicholson. A partir de ahí, el antagonista de Batman se dedica a jugar con todos los implicados en la historia como si se tratara de una partida de cartas. Todo está planeado, todo está previsto de antemano y para todo tiene una respuesta.

Estéticamente la película nos muestra una ciudad moderna, a menudo luminosa y un Batman que es más un soldado que un tipo raro corriendo en mallas. La mansión Wayne ya no existe y los juguetes de alta tecnología del hombre murciélago, como ya ocurría en la primera película, están sacados directamente de un arsenal del ejército. El Joker ya no es un payaso maquillado, sino un tipo totalmente perturbado y extremadamente cruel. Aunque en general la película es fiel al cómic, se aleja mucho de los modelos estéticos ofrecidos por éste.

Las casi dos horas de película se pasan volando y hay tiempo absolutamente para todo. Como todo héroe que se precie, Batman (Christian Bale) tendrá dudas sobre su papel, sobre si sus acciones son o no positivas en la sociedad de Gotham. Rachel Dawes (Maggie Gyllenhaal) será de lo poco que se interpone entre Wayne y Dent (Aaron Eckhart), dos hombres que buscan lo mejor para una ciudad consumida por la corrupción y el crimen. Mientras tanto, el Joker moverá los hilos y será el responsable del nacimiento de Dos Caras.

¿Se le puede poner alguna pega? Sí, sobre todo con algunas cosas del final (que prefiero no comentar para no estropearle a nadie la película) y el cambio de actriz para interpretar a Rachel, algo que siempre queda mal. Pero en general es una gran película, con buenos actores que ofrecen buenas interpretaciones y un argumento lleno de matices y nada maniqueo, muy alejado de aquello a lo que nos tienen acostumbrados otras adaptaciones. Bien hecho, señor Nolan.

6 comentarios a [Crítica] El caballero oscuro

  1. Kike says:

    ¡Ya la has visto! Yo la veré la semana que viene. Lo del Meme lo miramos la semana que viene que he tenido unos problemillas.

  2. No te la pierdas, te gustará ;)

    No te preocupes por lo del Meme, no hay prisa.

  3. wayfarer says:

    Yo la vi anoche mismo, muy buena, me revisioné batman begins antes para tenerlo todo mas fresquito y es verdad que el cambio de actriz es un poco parchazo, pero bueno, lo importante es contar la historia, la última media hora nose porqué se me atragantó un poco (vibrante , no digo que no) quizás fuese el litro de coca cola que hacía estragos en mi vegiga xD.

  4. Fer says:

    Tengo que reconocer que la primera hora se me hizo un poco tediosa, que sí, que comprendo que era necesaria para todo lo demás, pero me pasé el tiempo pensando “¿y esto es lo flipante de lo que todo el mundo habla?”. Ahora bien, en cuanto hacen que Batman haga cierta elección la cosa es cuando, a mí gusto, se pone buena.

    Me gusta mucho la humanidad de todos los personajes. Están muy bien dibujados, muy bien escritos y eso se nota. Siempre he dicho que con la cantidad de medios que se tienen ahora para este tipo de películas es un crimen que hayamos visto engendros como los que hemos visto y es que, es cierto, si se tiene un buen guión el verdadero crimen es no hacer una buena película con esa base tan sólida. Y esta película la tiene. Con ese buen guión, lo demás viene rodado.

    Ahora, Chris, no sé si a ti te dieron la versión acortada (“Las casi dos horas de película se pasan volando”) porque la mía duró cerca de dos horas y media :P

  5. Sí, tienes razón, son dos horas y media. Además, en mi caso hubo descanso de 10 minutos (para pasar el primer rollo a otra sala, supongo) y fueron prácticamente 3 horas. Fue un lapsus.

  6. Pingback: Nominados a los premios Saturn 2009 | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>