[Crítica] El corredor del laberinto

corredor-laberinto

Cuando a Hollywood le da por una cosa… ¿Que triunfan las pelis basadas en cómics? Avalancha de películas de este tipo. ¿Que las series literarias juveniles de ciencia ficción o fantasía arrasan en taquilla? Pues pongamos toda la carne en el asador. El corredor del laberinto (The Maze Runner, Wes Ball), pertenece a este segundo grupo. Está basada en la novela homónima de James Dashner, la primera de una trilogía, y sigue la estela de Los Juegos del Hambre o de Divergente.

El protagonista de la historia es Thomas (Dylan O’Brien, al que muchos conoceréis de la serie Teen Wolf), un joven que no recuerda su pasado y que aparece de repente en mitad de un claro en un bosque. En el claro viven otros chicos como él, que tampoco tienen recuerdos de su vida anterior, y que han ido apareciendo mes a mes allí. El claro está rodeado por un laberinto que va cambiando y en el que viven unas peligrosas criaturas. Dentro de lo raro de la situación, la vida en el claro transcurre de forma más o menos plácida, pero la llegada de Thomas hará que todo se vaya al garete.

Además de O’Brien, que carga con el peso de la trama de forma bastante convincente, el resto del reparto lo forman un puñado de jóvenes actores que han tenido pequeños papeles en películas o series. Entre los más conocidos están Thomas Brodie-Sangster, el niño de Love Actually, al que también hemos visto en las dos últimas temporadas de Juego de Tronos, o Kaya Scodelario (Skins). Los escasos y breves papeles adultos recaen en Patricia Clarkson y Don McManus.

El ritmo de la trama avanza en general a buen ritmo y tiene las dosis necesarias de intriga y momentos de acción, aunque es un poco tramposa con el espectador en la forma de darle información. Se ha hecho un buen trabajo con los dos principales escenarios de la trama (el claro y el laberinto), aunque la película no destaca por sus efectos especiales. En general, da la impresión de que el presupuesto ha sido más bajo que en Los Juegos del Hambre. De hecho, basta con mirar al reparto para darse cuenta de eso.

En cualquier caso, El corredor del laberinto ofrece dos horas entretenidas de aventuras juveniles y ya se está preparando su segunda parte, Maz Runner: Scorch Trials, que continuará con la historia. Sin duda hay mejores opciones ahora mismo en la cartelera, pero puede servir si te apetece desconectar un rato.

31
oct 2014
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>