[Crítica] El curioso caso de Benjamin Button

benjaminbutton

Es algo complicado analizar esta película después de su gran descalabro en los Oscars. Supongo que aquellos que pensasen verla quizá se lo piensen dos veces. Harían mal. El curioso caso de Benjamin Button es una buena película. Tiene muchos medios, buenos actores, una historia con un planteamiento interesante y un director sólido y sobradamente contrastado como David Fincher.

¿Por qué ha fracasado entonces en los premios de la Academia? Pues no lo sé. Como no he visto todavía Slumdog Millionaire, sólo puedo asumir que la cinta de Boyle es mejor y que, además, es diferente. Porque si de algo peca El curioso caso de Benjamin Button es de no ser capaz de sorprender al espectador.

Como a estas alturas sin duda ya sabéis, Benjamin Button (Brad Pitt) es un niño que envejece al revés. Cuando nace aparenta tener unos 80 años y, a medida que avanza su vida, él se va haciendo cada vez más joven. Hijo de un rico empresario, Benjamin es abandonado al nacer en un asilo de ancianos. La gobernanta del lugar, una joven negra llamada Queenie que no puede tener hijos, lo cuidará como si fuese suyo.

A diferencia de lo que ocurre en el relato homónimo de F. Scott Fitzgerald que ha servido de inspiración, el Benjamin de la película tiene siempre la edad mental adecuada a sus años. Es decir, aunque aparente 70 años,  mentalmente es sólo un niño, y cuando aparenta 12, su mente es la de un anciano.

La película se centra en la relación entre Benjamin y Daisy (Cate Blanchett), nieta de una de las residentes del asilo. Como se expresa en un momento dado de la película, los dos personajes son como dos trenes que viajan en direcciones opuestas y se encuentran a la mitad del camino. Sin embargo, la película está llena de personajes que le marcan de un modo u otro y que componen un interesante reparto con nombres de peso como los de Julia Ormond, Elias Koteas o Tilda Swinton.

Decía que el problema de la película de Fincher es que no sorprende. La vida de Benjamin, pese a su situación particular, no despierta excesivo interés. Lo más interesante es ver cómo se va reflejando el paso del tiempo y cómo va rejuveneciendo. Los conflictos ocasionados por la divergencia entre su edad y su aspecto se pueden contar con los dedos de una mano y su relación con Daisy no muestra una historia de amor especialmente memorable.

Aunque su guión es sólo del montón, en lo que la película sí está por encima de la media es en su realización y todo lo que ésta conlleva. La fotografía es perfecta, las pequeñas historias-dentro-de-la-historia que salpican la película son excelentes y el paso del tiempo se refleja perfectamente en los escenarios, la ropa, o los vehículos.

En definitiva, se trata de una película sólida, formalmente bien hecha, con buenas interpretaciones… a la que desgraciadamente le falta lo más importante: un guión a la altura.

6 comentarios a [Crítica] El curioso caso de Benjamin Button

  1. Javi JB says:

    Yo creo que le ha pasado algo parecido a lo que ocurrió aquel año en el que Forrest Gump barrió con todos los Oscars dejando a Pulp Fiction bastante jodida. Las dos son obras maestras del cine pero una es la que se impuso por encima de la otra.

    En este caso, es evidente que Slumdog es muy superior a Benjamin Button, pero si no hubiera estado ahí, la de Fincher hubiera hecho una buena cosecha, estoy seguro.

    La película es buena, si. La producción es brutal, el trabajo del maquillaje es sin duda el mejor hecho en la historia del cine, las interpretaciones soberbias…Pero como tú dices, el guión es más bien normalito. Además, es excesivamente larga en cuanto a que hay partes que se hacen un poco tediosas… Yo hubiera escrito la historia mucho más cruda, menos moña, en definitiva. Aunque supongo que eso es complicado, teniendo en cuenta que hay que respetar lo más posible la historia original…

    En cualquier caso, merece mucho la pena ir al cine a verla. Y eso es lo importante, realmente.

  2. Juraría que te había respondido a esto ayer y ahora no aparece el comentario :(

    En fin, te decía que el relato original no les ha supuesto ningún límite. De hecho, lo único que se ha conservado de él es el hecho de que el protagonista envejezca al revés y su nombre. El resto es todo nuevo. En el relato, por ejemplo, no es abandonado por su padre. Además, la acción transcurre en el siglo XIX durante su mayor parte y Benjamin acaba pasando de su mujer cuando ésta envejece y deja de atraerle. Al final, cuando se va haciendo un niño, es su hijo quien le cuida.

  3. Kike says:

    Uy Javi, ¡qué constructivo! me gusta.

  4. Javi JB says:

    Bueno, en ese caso me reafirmo en lo que he dicho aunque agradezco que no fueran fieles a la idea de que ‘Benjamin acabe pasando de su mujer cuando ésta envejece y deje de atraerle’. Me hubiera dado demasiada pena…

    Entonces… ¿mejor el libro o la peli?

  5. En realidad no lo sé. No he leído el relato, me he limitado a investigar un poco antes de escribir la crítica.

    De todas formas, por mucho que respete a Fitzgerald y a ‘El gran Gatsby’, parece que el cuento no es gran cosa.

  6. Pingback: Nominados a los premios Saturn 2009 | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>