[Crítica] Iron Man 3

Iron Man 3

Le tenía muchas ganas a Iron Man 3. De hecho, ha sido la película responsable de que volviera al cine después de muchos meses y me dejase la friolera de 17 euros en dos entradas (gracias, subida del IVA; gracias, Cinesa), un coste con el que posiblemente me hubiese podido comprar el Blu-ray cuando salga. Sin embargo, salí ligeramente decepcionado de la sala.

Shane Black se encarga de dirigir esta vez el cotarro. Es casi un debutante en la dirección (Iron Man 3 es sólo su segunda película), pero se ha encargado del guión de algunas míticas películas de acción de los 80 y 90 como Arma letal o El último Boy Scout. Aquí también se ha encargado del guión junto a Drew Pierce (guionista de la serie cómica No Heroics).

El argumento de esta secuela comienza en Suiza en 1999, con un Tony Stark todavía no reformado que afrenta a un científico (Guy Pierce) y se pasa por la piedra a otra (Rebeca Hall). En la actualidad, Stark sufre estrés postraumático debido a los incidentes de Los Vengadores y se dedica a crear sin descanso distintas armaduras para distintos usos y a perfeccionar un sistema que le permite controlarlas a distancia.

El héroe se mantiene ajeno al clima de terror que ha instaurado un terrorista conocido como El Mandarín (Ben Kingsley) hasta que su antiguo guardaespaldas, Happy (Jon Favreau) se ve envuelto en lo que parece ser un atentado. Stark desafía al terrorista y éste hace que su mundo se venga abajo y pone en peligro a Pepper (Gwyneth Paltrow).

A partir de ahí comienza una investigación y una historia de reconstrucción y renacimiento. Un Tony Stark vencido y sin su tecnología debe volver a alzarse para acabar con la amenaza.

En las dos películas anteriores de Iron Man el humor siempre ha estado muy presente, pero aquí ese elemento se ha visto potenciado hasta el exceso. Es inevitable reírse con muchas de las frases de Tony Stark, interpretado de nuevo de forma soberbia por Robert Downey Jr., pero tanto el personaje como el argumento creo que exigían un poco más de seriedad en algunos momentos. A veces tanto humor te saca completamente de la película.

La película se puede disfrutar perfectamente y es puro entretenimiento y muy bien hecho, ahí no se le pueden poner pegas. Por mi parte, he echado de menos algo más de épica en algunos momentos, sobre todo después de ver los tráilers, pósters, etc. que apuntaban hacia el sufrimiento del personaje. Desde luego, no creo que haya valido esos 17 euros.

28
abr 2013
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS 2 comentarios
ETIQUETAS

,

2 comentarios a [Crítica] Iron Man 3

  1. Peter says:

    A mi me disgustó el tratamiento que le dieron al Mandarín y el rollito del final de Pepper, pero la batalla final me parece que tiene bastante de épica.
    El tema del humor va en concordancia con el papel de Toni Stark en los Vengadores, algo sobredimensionado en mi opinión, pero, aunque exagerado, encaja mejor en sus películas en solitario.
    Yo me lo pasé bien en la película.

  2. El problema es que en Los Vengadores Stark es sólo uno más y sus coñas incesantes se diluyen con la seriedad general del resto de protagonistas. Aquí está el 90% del tiempo en pantalla y acaba cansando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>