[Crítica] J. Edgar

J. Edgar

El ex-director del FBI, Hoover, que ocupó su cargo durante nada más y nada menos que 48 años, hasta su misma muerte, sirve de excusa para que se junten dos de los más grandes talentos del cine actual, el enorme Clint Eastwood, y el ya magnate del asunto Leonardo DiCaprio, en otra interpretación de las de quitar el hipo. J. Edgar es el biopic de uno de las personajes más trascendentes del siglo XX estadounidense y una de las personalidades más enrevesadas, un tío conservador, xenófobo y en cuanto a sexualidad muuuy ambiguo.

Para informar y refrescar a los lectores, cabe resumir que en 1924, con sólo 29 años, Edgar Hoover fue nombrado director general del FBI para que reorganizara la institución. Ocupó el cargo hasta su muerte en 1972, sobreviviendo a siete presidentes, alguno de los cuales intentó inútilmente destituirlo. Los archivos que Hoover guardaba celosamente, llenos de secretos inconfesables de importantes personalidades, lo convirtieron en uno de los hombres más poderosos y temidos de la historia de los Estados Unidos.

Con capas y capas de maquillaje, que no consiguen enmascarar las brillantes dotes interpretativas de DiCaprio, Eastwood nos muestra la interesantísima vida de Hoover pero en partes desde enfoques banales y obviando partes mucho más importantes y trascendentes. Se centra, por ejemplo, algo en exceso en el caso de un asesino y luego pasa bastante por encima del caso Kennedy, el Watergate o del mismo Luther King.

Naomi Watts cumple bien con su papel como secretaria, grande una de las últimas secuencias destruyendo todos esos documentos que ya nunca saldrán a la luz y que hacía que el “bueno” de Hoover tuviera cogidos de las pelotas a toda aquella persona influyente que amenazara su mando.

Al igual que La dama de hierro, esta historia también descubre el desvarío psíquico que sufría el hombre tras una estresante y movidita vida, y también resulta por muchos momentos una peli pesada de digerir, aunque aquí al menos tenemos esa relación tan “estrecha” con su brazo derecho, que hace que la peli gane en picante y resulte más entretenida.

A pesar de todo, considero que esta J. Edgar es de obligado visionado para entender mejor la historia del país más poderoso del mundo en un siglo tan intenso como fue el XX.

16
feb 2012
AUTOR
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS 1 comentario

Un comentario a [Crítica] J. Edgar

  1. Pingback: Miscelánea de críticas de cine | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>