[Crítica] La conspiración del pánico

El chico de moda de Hollywood, Shia LaBeouf, vuelve a protagonizar una gran producción de cine. De nuevo a las órdenes de D.J. Caruso, con el que ya hizo Disturbia, y secundado por Michelle Monaghan (Misión Imposible III), Michael Chiklis (Los 4 Fantásticos), Billy Bob Thornton (Monster Ball) y Rosario Dawson (Sin City), el joven actor californiano interpreta ahora a Jerry Shaw un perdedor que acaba envuelto en una conspiración para acabar con el orden establecido en Estados Unidos.

La conspiración del pánico (Eagle Eye) arranca con una operación militar estadounidense que sale rana. A continuación se nos presenta a Jerry Shaw, el personaje protagonista, que malvive trabajando en una copistería y jugando al póker con sus amigos. La muerte de Ethan, su ejemplar hermano gemelo, supondrá un duro golpe para él y el inicio de sus problemas. Jerry comienza a recibir instrucciones por teléfono de una extraña mujer y acaba perseguido por el FBI. En su misma situación se encuentra Rachel Holloman, una joven madre que tendrá que ayudar a Jerry si quiere que su hijo viva.

El argumento, con algunos agujeros notables, aunque más o menos interesante, es una mera excusa para mostrar una persecución tras otra a lo largo de los Estados Unidos. Ayudados por la extraña voz que les guía y al mismo tiempo les amenaza, Rachel y Jerry tendrán que ir cumpliendo sus objetivos al mismo tiempo que huyen de Thomas Morgan (Thornton), el implacable agente del FBI que quiere darles caza, y tratan de entender qué les ha puesto en esta situación.

La película hay que visionarla con la mente muy abierta, porque algunas escenas son excesivamente inverosímiles. Sin embargo, el resultado general se deja ver sin demasiados problemas y hasta hay algún tributo a películas clásicas del cine de acción como La jungla de cristal 2.

La pareja protagonista no acaba de funcionar muy bien (se notan los diez años de diferencia entre los actores), pero el director ha sido listo al no poner demasiado énfasis en el aspecto romántico. Quizá el final podría haber sido algo más redondo si el infame happy ending de Hollywood no hubiese hecho acto de presencia, pero eso es cuestión de gustos. Una película de acción más, entretenida pero poco profunda (pese a su pobre justificación política) y con un cierto regustillo a ciencia ficción a partir de cierto punto. Ideal para pasar una de estas tardes lluviosas sin calentarse demasiado la cabeza.

13
oct 2008
SECCIÓN Miscelánea
COMENTARIOS 1 comentario
ETIQUETAS

Un comentario a [Crítica] La conspiración del pánico

  1. Pingback: [Crítica] Soy el número cuatro | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>