[Crítica] La víctima perfecta

La víctima perfecta

La víctima perfecta (The Resident, 2011) es una de esas películas que vas a ver sabiendo a grandes rasgos qué va a pasar con sólo una pequeña descripción. Se trata de un thriller en el que Hillary Swank (Million Dollar Baby) interpreta a Juliet Deverau, una joven doctora que se va a vivir sola a un apartamento en Nueva York tras una ruptura sentimental. Allí conoce a Max (Jeffrey Dean Morgan, Watchmen), el casero, con el que conecta al momento. El problema, porque siempre hay un problema cuando alquilas un apartamento enorme y barato, es que Max está como una puta cabra.

Seguro que a partir de aquí podríais inventaros un guión y se parecería mucho al creado por Robert Orr y por Antti Jokinen (éste tiene doble culpa porque también dirige). Lo que pocos harían, a menos que pensasen que los espectadores son directamente tontos, es llegar hasta la mitad de la película soltando pistas sobre lo rarito que es Max para luego rebobinar y enseñarnos de forma explícita y desde su punto de vista todo lo que ha estado haciendo en casa de Juliet.

Sea como sea, a partir de ese momento el thriller deja de serlo y se convierte en una de esas películas en las que el malo, que parece que tenga superpoderes, persigue incansablemente a la prota. En resumen, una película predecible, torpemente hecha, con demasiados tópicos y algún fallo de raccord de los que claman al cielo.

En cuanto a las interpretaciones, Jeffrey Dean Morgan está bastante bien tanto haciendo de misterioso casero buenorro como interpretando a un cabrón seriamente perturbado. Hillary Swank, por su parte, no tiene un papel que le sirva precisamente para brillar y la pobre tiene unos rasgos tan duros que es imposible no pensar que le pega mucho más partirle la mandíbula a su acosador que huir acojonada. También están en el reparto Christopher Lee, que sale en tres escenas contadas, y Lee Pace (Pushing Daisies), que interpreta al ex-novio de Juliet con una cara permanente de “yo sólo pasaba por aquí”.

Si te gusta mucho el género o no quieres calentarte la cabeza, La víctima perfecta quizá no sea un mal plan para una tarde aburrida, pero no merece la pena verla en el cine a menos que te inviten.

10
ago 2011
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>