[Crítica] Lincoln

Lincoln

Y ya por fin damos casi por concluido nuestro análisis de todas las pelis nominadas al Oscar este año con lo último de Steven Spielberg, el biopic del probablemente presidente más importante en la historia de los EE. UU., Abraham Lincoln (máxima nominada con 12), interpretado de forma espectacular por Daniel Day-Lewis (en nuestra porra han sido elegidos ambos de forma unánima como ganadores a mejor director y actor por los de momento 9 participantes).

Y la peli en concreto se centra cómo no en la cabezonería del presidente en abolizar de una vez por todas la esclavitud en su país, en 1865, mientras la Guerra Civil Americana se acercaba a su fin. Esto presentaba el gran dilema en el que se basa esta Lincoln: si la paz llegaba antes de que se aceptara la enmienda, el Sur tendría poder para rechazarla y mantener la esclavitud; si la paz llegaba después, cientos de personas seguirían muriendo en el frente. Y es en esta carrera contrarreloj para conseguir los votos necesarios donde la película encuentra su excusa para conseguir que al menos la última media hora de metraje tenga algo de interés y entretenimiento.

Porque señores, todo lo demás, y hablamos de una peli de dos horas y media, ¡es de lo más correcto y aburrido que se ha visto en las pantallas de cine en los últimos años! Dios mío señor Spielberg qué anticuado se ha quedado su cine. Ya avisamos de esto con su penúltima peli, War Horse, y no hacemos más que reafirmarnos: este tipo de hacer películas de forma taaan tradicional está pasadísimo de moda y el señor Spielberg parece que no se da cuenta y se empeña en estar anquilosadísimo.

Si en el año 1995 hubiéramos entrado a una sala de cine a ver esto nadie se habría extrañado de nada de lo que estaba viendo técnicamente hablando y la peli hubiera arrasado en la gala ‘a lo Paciente Inglés’, pero esto ya no se lleva señor Spielberg, y lo único que va a ganar es mejor actor y muy poquito más, ojalá usted no se lo lleve.

A pesar de una fotografía genial (este probablemente sí se lo daría yo) y unas interpretaciones muy correctas, brillante en el caso de Day-Lewis como ya hemos dicho (aunque me quedo con Joaquin Phoenix), la película es poco más que una mierda, hablando claro, en plata y sin cortarse la lengua.

Tan sobria, correcta y conservadora que dan ganas de cortarse las venas por momentos. Frescura, innovación, originalidad… son palabras que Spielberg debe desconocer. A ver si de una vez vuelve a la ciencia ficción y se deja contarnos historietas del pasado porque nos aburre de sobremanera.

En resumen, una peli que desgraciadamente hay que ver a modo de castigo, recomendado tomar 2 unidades de bebida energética previo al visionado y avisados quedais de que correis el riesgo de morir de aburrimiento como pobre ostras.

O mejor, pasad de las 2 primeras horas e ir directos a la última media, eso va a ser lo mejor, ahí se concentra todo, todo lo anterior es paja inmunda. En mi lista de las 9 estaría la última peleándose con la también pesadísima Los miserables.

15
feb 2013
AUTOR
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>