[Crítica] Los sustitutos (Surrogates)

Surrogates

Las adaptaciones de cómics al cine siguen de moda y Los sustitutos (Surrogates) es un nuevo ejemplo que viene a sumarse a Kick-Ass, Iron Man 2, Watchmen, 300, The Spirit y compañía. Dirigida por Jonathan Mostow, perpetrador de Terminator 3, pero también de la interesante Breakdown, la película nos sitúa en un futuro cercano en el que la raza humana ha decidido no salir de casa. En lugar de eso, utilizan unos androides de alta tecnología hechos a su imagen y semejanza (más o menos) que controlan cómodamente desde sus hogares. Eso les evita enfermedades, posibles accidentes e incluso el tener que enfrentarse a su propio envejecimiento.

Tom Greer (Bruce Willis) y Jennifer Peters (Radha Mitchell) son una pareja de agentes del FBI que investigan la aparición de una extraña arma que no sólo es capaz de eliminar a los androides, sino que también se carga a quienes los controlan provocando una especie de sobrecarga en sus cerebros. Aparecen también en el reparto Ving Rhames, James Cromwell y Rosamund Pike.

Surrogates

Normalmente una película de ciencia ficción te entra por los ojos. En este sentido, Los sustitutos (Surrogates) se queda un poco por debajo de lo esperado. La representación de los sustitutos no está muy lograda. Para intentar darles un aspecto artificial se ha abusado del maquillaje (y de los peluquines, en el caso de Bruce Willis) y la verdad es que queda un poco raro. Tampoco las versiones envejecidas de los actores consiguen salvarse.

Dejando eso a un lado, la película parte de un planteamiento interesante que puede sonar también a crítica social porque recuerda inevitablemente al auge de las redes sociales, a la vida online que muchos llevan en la actualidad y a la falta de contacto interpersonal.

Sin embargo, el guión de la película se aleja mucho del de el cómic y suaviza muchísimas cosas que deberían haber estado ahí. Es algo parecido a lo que ocurre con la adaptación de Kick-Ass aunque en aquel caso era entendible. Aquí no lo es o, al menos, a mí no me lo parece.

Al final Los sustitutos es únicamente una discreta película de ciencia ficción que parte de una base interesante pero que se va diluyendo por el camino. Ni siquiera la presencia de Bruce Willis, que mejora automáticamente cualquier película en la que aparece (esto es un hecho probado) consigue aquí salvar los muebles. No es mala, pero sí mediocre.

17
jun 2010
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>