[Crítica] Luces rojas

Luces rojas

Rodrigo Cortés, tras fascinar al cine español con la magnífica Buried, vuelve a ser el orgullo del 7º arte nacional con su nueva película, Luces rojas, que viene con un reparto internacional que quita el hipo: Robert De Niro, Sigourney Weaver, Cillian Murphy (In time) y Leonardo Sbaraglia, que ya protagonizó su debut Concursante, y que en esta peli no le entiendo ‘nada’ de su inglés, lo cual no sé si habla mal de él o de mí.

Rodrigo Cortés es el vivo ejemplo de verdadera vocación y pasión por el cine, de talento obcecado en hacer cine y vivir por y para él. El tío lo hace todo: escribe, produce y se pega todo el curro, dirige y luego encima monta. Es una máquina de crear, trabajar y luchar por sacar adelante una peli y así hacer lo que le gusta. En su casa deben estar hasta el gorro de verle poco el pelo pero la pasión es lo que tiene.

En Luces rojas, dos investigadores de fraudes paranormales —la veterana doctora Margaret Matheson y su joven ayudante Tom Buckley— estudian los más diversos fenómenos metapsíquicos con la intención de demostrar su origen fraudulento. Simon Silver, legendario psíquico, tal vez el más célebre de todos los tiempos, reaparece después de treinta años de enigmática ausencia para convertirse en el mayor desafío mundial para la ciencia ortodoxa y los escépticos profesionales. Tom comienza a desarrollar una densa obsesión por Silver, cuyo magnetismo se refuerza de forma peligrosa con cada nueva manifestación de oscuros fenómenos inexplicables.

Las sensaciones cuando acabas de ver Luces rojas son bastantes claras: qué pena. La historia está llena de buenas intenciones, el argumento es muy interesante y atractivo, con los ingredientes perfectos para hacer algo divertido, pero el resultado deja un sabor más agrio que dulce, y la sensación final no deja de ser un poco de decepción.

Queda como una sensación insulsa, insípida. Sinceramente hasta me dormí un poco a los dos tercios de metraje, es una película que por desgracia no consigue enamorar, atrapar al espectador. Una lástima. La sensación es muy similar a la que se me quedó tras Concursante, una gran idea y planteamiento, un producto muy sugerente, pero que a la postre decepciona, todo lo contrario que Buried.

Con todo, Rodrigo, sigue así. Hacen falta más como tú.

05
jul 2012
AUTOR
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS 1 comentario
ETIQUETAS

,

Un comentario a [Crítica] Luces rojas

  1. Kike says:

    Se me olvidó comentar lo raro d los monólogos shakespirianos presentes en la peli… ¿cómorrr? Quedan muy marcianos.
    Aún así esta peli debo verla una 2ª vez para reafirmar mis opiniones, se merece una 2ª oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>