[Crítica] Más allá de la vida

El anciano Clint Eastwood sigue aprovechando para regalarnos productos interesantes. El último de ellos, Más allá de la vida (Hereafter) no está ni de lejos al nivel de películas como Sin perdón, Mystic River o Million Dollar Baby, pero sí le llega para estar por encima de la media respecto a lo que solemos tener en taquilla.

En esta película Eastwood nos habla de la muerte desde tres puntos de vista diferentes. George Lonegan (Matt Damon), es un trabajador de clase media con el don de hablar con los muertos. Lonegan se dedicaba de forma profesional a ello, pero decidió dejarlo porque esa vida no le hacía feliz.

Marie LeLay (Cécile De France) es una conocida periodista francesa que experimenta una experiencia cercana a la muerte durante el famoso tsunami que arrasó el sureste asiático hace varios años. Desde ese momento, centra sus esfuerzos en investigar ese tipo de experiencias y averiguar qué hay más allá. El trío protagonista se completa con Marcus (Frankie y George McLaren), un niño inglés que pierde a su hermano gemelo.

A lo largo de la película vemos los esfuerzos de George por tener una vida normal, por conocer a alguien especial y ser feliz a pesar de su don. También vemos a Marie tratando de averiguar qué es lo que vivió en el tsunami y a Marcus buscando a alguien que realmente le permita hablar de nuevo con su hermano. Como en todas estas películas corales, las historias de los tres protagonistas acabarán cruzándose.

Más allá de vida es una película emotiva, que entraría de lleno en la categoría del drama, aunque también tiene momentos puntuales de comedia y de romanticismo. Personalmente creo que le falta algo de fuerza, como creo que ya ocurría con Invictus, y un desarrollo argumental más interesante.

La película está hecha con gusto, las interpretaciones son correctas y el ritmo es adecuado para el tipo de historia que nos cuenta, pero prácticamente nada nos sorprende. El argumento son sólo unos pasos lógicos que van de A a B y que vemos venir desde el momento en que se nos presenta a los personajes. Pese a todo, como todo lo que toca Eastwood desde hace años, Más allá de la vida bien merece pagar una entrada de cine.

Un comentario a [Crítica] Más allá de la vida

  1. Kike says:

    A mí me pareció que es una peli que va de más a menos. El planteamiento es interesante, el principio espectacular, los personajes atractivos… pero cuando acaba t quedas un poco como indiferente. El final no me gustó, creo que está desaprovechado. Más o menos coincido bastante contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>