Desde las dudas

La Selección Olímpica se juega hoy buen parte de sus opciones de pasar a la Segunda Fase en estos Juegos Olímpicos de Londres. En una ironía del destino, Honduras, como ya ocurriera en el Mundial de Sudáfrica, es el rival  que ha de servir para cambiarle la cara al equipo, aunque la diferencia entre estos dos conjuntos no es la que había entonces, entre aquellos combinados absolutos. Esta selección de Milla es un equipo joven que ya ha hecho cosas interesantes pero al que se le ha colocado en un brete complicado. Así que si salen victoriosos de la de esta noche, habrán dado un paso firme en su aprendizaje.

En este trance, reinan, sobre todo, las dudas en referencia al estilo de juego. Esa es la crítica que evidentemente más ha dolido al seleccionador. El haber colocado a dos delanteros, habitualmente referencias (Adrián y Rodrigo), en el partido frente a Japón, además dos mediocentros clásicos (Javi Martínez y Koke), sirvió para que una buena parte de la prensa cargara contra un planteamiento que entendía antinatural.

Es cierto que el equipo se vio mermado ante la carencia de jugadores creativos y que Mata se vio obligado a desplazarse en multitud de ocasiones hacia el centro para dotarle de sentido a la construcción, pero no es menos cierto que una lista de 18 jugadores da menos juego que una de 23. Tampoco hace falta escudarse en la baja de Thiago, que era el timón titular del equipo, y sí parece más argumentable el estado físico de los jugadores.

Hoy, el futbolista más joven del equipo, el único que llega tras una lesión, Iker Muniain, tiene que ser para muchos el salvador. Todos los micrófonos se han dirigido hacia él y con su habitual valentía ha aceptado el reto. Pero visto lo que le sucedió al final de la temporada pasada a un jugador que está en plena búsqueda de su lugar en la elite, realmente no se le está haciendo el mejor favor. Esa no es la realidad del equipo, porque hay muchos otros mimbres para ir creciendo poco a poco y no hace falta cargar de responsabilidad al menor. Si acaso, la única realidad es que hay que ir cogiendo vuelo, porque talento hay. Y para ello cualquier carga no ayuda a esta nave que es un prototipo, en el que casi todo son piezas jóvenes en pleno desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>