Despedida Sitges

El festival continúa hasta el domingo pero para El Desafío el final se vivirá desde la distancia. Es una pena pero lo que no puede ser no puede ser, nos habría encantado estar allí los nueve días pero… Como os avancé, ayer pudimos ver Time y Mentes en Blanco, dos buenas pelis de las que os hablaré, y hoy, Día de la Constitución, todavía ha habido tiempo para esa sorpresa que os dejé caer, madrugón para el pase de prensa de…

Time (Shigan) es el último trabajo de Kim Ki-Duk (El Arco, La Isla, Hierro 3), el surcoreano es uno de los directores más reconocidos de oriente y cada trabajo suyo es carne de festivales aquí en Europa. Time narra la crisis en la relación de pareja de dos jóvenes. La mujer, con serios problemas psíquicos, acabará acudiendo a un cirujano plástico para cambiarse el rostro, seis meses después reaparecerá para reconquistar a su hombre. Esto desemboca en una obsesión pasional y una degeneración de los personajes como seres humanos, toda una declaración de intenciones en contra de la cirujía plástica cuando se convierte en absurdo y a favor de la autoestima y aceptación a uno mismo. La historia atrapa desde el principio hasta el final por interesante y por su simpleza a la hora de contarse, muy al estilo clásico. De lo mejor visto en el festival en su sección Fantàstic.

En la sección Premiere también pudimos ver uno de los proyectos más comerciales aquí presentados, Mentes en Blanco, dirigida por el debutante Simon Brand, conocido por sus trabajos en publicidad y vídeoclips, e interpretada por un elenco de actores con caché: Jim Caviezel (La Pasión), Greg Kinnear (Mejor Imposible), Joe Pantoliano (Matrix) y Barry Pepper (Los 3 entierros de Melquiades Estrada). Al estilo Memento, cinco hombres quedan atrapados en un almacén sin recordar nada sobre sus vidas por la inhalación de un peligroso gas. Poco a poco irán recordando qué les ha llevado hasta allí y quiénes son los “malos” (secuestradores) y los “buenos” (secuestrados). Rodada casi íntegra con cámara en mano y con contínuos giros de guión, la peli resulta un sano ejercicio de entretenimiento.

Y como despedida del festival y en horario de valientes pudimos asistir al estreno de Scoop, última peli de Woody Allen, también con Hugh Jackman (La Fuente de la Vida), Scarlett Johansson (Match Point) y el mismo Allen interpretando su mismo papel de siempre, el de toda la vida, el típico torpe caradura lleno de complejos. Sondra es una estudiante de periodismo que será escogida para un truco de magia durante un espectáculo del mago Splendini, dentro de la caja recibe la visita de un aclamado reportero recientemente fallecido (Ian McShane), el cual le rebela que Peter Lyman, conocido hijo de un aristócrata británico, es el Asesino del Tarot, psicópata de “moda”. Sondra y el mago se harán pasar por padre e hija para entrar en la vida de Peter e investigar el caso. Hay dos claras versiones de cómo ver esta peli: una buena y una mala. La buena es que es entretenida, divertida, mordaz,… todo eso a lo que nos tiene acostumbrados el bueno de Woody, la peli está bien, lo que es es. Lo malo es que se percibe un claro estancamiento, Allen debería innovar y arriesgarse algo más, esta peli la ha hecho ya muchas veces, de hecho es una media aritmética entre La Maldición del Escorpión de Jade y Match Point.

Para la clausura y entrega de premios habrá una conclusión final y os pondremos unas fotillos. Estad al loro de lo que ocurra en este gran festival, pienso volver cada año, nos ha encantado estar y contarlo de primera mano. ¡Larga vida al cine!

13
oct 2006
AUTOR
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>