Donde todo empieza

“Cataluña se está muriendo”, dice Joan Laporta en la consecución de todos los augurios de los más pésimos pronosticadores. Como un radical catalanista más, con su pataleta como única arma, el presidente del Barça ha acabado dando la razón a todos los que menos le entendieron, y a aquellos que le criticaron sin ningún tipo de acercamiento a su persona. Aquellos que nunca se pararon a pensar si todo lo que decían de Laporta era siquiera producto de la intuición, o parte del vertido insustancial de opiniones que rodean al negocio.

En el ocaso de una crisis institucional más llegó Laporta al Barcelona. Como siempre, todas propagandas y promesas estaban lejos del núcleo, muy lejos de la sencillez, del comienzo, de la esencia que luego, lastimosamente, ha devenido en las últimas declaraciones de este personaje. Todo lo que el Barcelona necesitaba para reconducir su situación como institución deportiva (que es lo que es, fue y será), ya estaba en la casa. Él, como ya decían los peores analistas y los más vulgares personajes públicos, ha aportado más bien poco. La balanza de lo bueno y lo malo carga desde hace tiempo hacia un lado repleta de onzas de estaño.

Para Laporta, pero no para muchos de los peores narradores deportivos, el Barcelona es Cataluña, una república simbólica que gracias a la no intervención divina de los políticos ha naufragado una vez y otra también en el mundo real. ¿Cuánto han querido a su Cataluña? Ni en los más dulces sueños han podido estar tranquilos los políticos de juguete.

Y puestos a jugar, como Cataluña se muere, la canción dice que todo empieza cerca del final. Que mientras Rossell trataba de convencer al salvador de la patria en París, y Laporta destilaba alabanzas para meterlas en el mismo saco, Rijkaard, entre palabra y cincuenta segundos de inhalación, le dijo a Ten Cate, a la sombra de un árbol de agosto: “lo que gana, ya lo tenemos aquí”, tras observar miles de arabescos entre dos porterías de minifútbol.

22
mar 2010
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS 1 comentario

Un comentario a Donde todo empieza

  1. Chapeau, Víctor ;) Fantástica reflexión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>