Es tiempo de palmaditas en la espalda

Qué frío hace, hay que ver. No acaba de venir el calorcillo de entretiempo. De hecho, aún siguen cayendo brillantes copos sobre los alféizares. Aquí estoy, en la mañana de este bonito día en la que es todavía mi casa, disfrutando del silencio y vestido únicamente con un pijama de algodón y mi bonita bata estampada. Abro la ventana para regar a mi pequeña planta Drosea y aspiro un aire helado que parece congelar mis pulmones en tan sólo un instante. Entonces miro al cielo, sonrío y cabeceo levemente mientras recuerdo el refrán popular que tanto gusta a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, ‘Año de nieves, año de bienes’…

Ayayay…Pero qué cosas tiene esta buena mujer. Eso sí que es tomarse con humor la época de posguerra…

Hija de la grandísima puta.

Así que nada, entonces es cuando cierro la ventana y me voy a ver el programa de Ana Rosa un rato. Poco más tengo que hacer ahora que estoy disfrutando de mis vacaciones indefinidas junto a mis tres millones de compañeros. Los que junto a todas las jubiladas de España conseguimos que cada año la sra. Quintana cobre más de cuatro millones de euros, por cierto. Y es que ni las pobres ancianitas ni los pobres paraditos tenemos otra cosa mejor que hacer. Las unas por la paupérrima pensión que no les llega ni para las propinas de los nietos y los otros debido a un sutil reajuste corporativo de plantilla. A efectos prácticos lo más apropiado sería comprar una recortada al gitano del barrio con el finiquito e ir de ministerio en ministerio y junta de accionistas en junta de accionistas dando matarile todos los responsables de este declive pero ya ves, además de nacer estrellados, hemos nacido gilipollas. Aquí no se levanta ni Dios. Más parados que el osito de Mimosín sentado en un sofá de velcro y nos da igual. Nos han metido en esto un atajo de sucios trajeados que pueden estar tirando una década con lo que ganaron en la burbuja y tienen guardado a buen recaudo en Suiza. A los que por cierto se la sudas tú y toda tu familia. Y aún así su coche sigue sin arder… pero no importa. Dicen los entendidos que para dentro de un año seguro que ya no hay crisis. Cuatro cosas les diría yo a ese atajo de incompetentes. Si un edificio se derrumba, pagan el arquitecto, el promotor y el jefe de obra. Si un enfermo se muere por negligencia, paga el médico y el anestesista, si hace falta. Sin embargo, si la economía se va al garete los economistas no pagan ni la factura de la comilona en el O’pazo.

En cualquier caso, no hemos de preocuparnos tanto, ¡hombre! Para eso se ha elegido a Obama presidente del Mundo. El salvador del universo ya está sentado en el Despacho Oval así que ya puede dejar de correr la sangre por la Franja y las calefacciones ya han de volver a funcionar en el norte de la Tierra. Es hora de que lo único que se oiga sea la encandiladora voz del casi Premio Nobel de la paz, el sr. Bono cantándole ‘congratulations’ al hawaiano.

Así que ánimo, campeón. Plancha tu camisa blanca, enfúndate tu traje del H&M y dirígete con la cabeza bien alta a la empresa más cercana. Vienen tiempos de gloria y prosperidad y seguro que dan el curro tanto al pollo que tienes delante y que posee dos masteres y sabe cuatro idiomas como a ti. Es tiempo de que los unos se apiaden de los otros. Es tiempo de palmaditas en la espalda.

3 comentarios a Es tiempo de palmaditas en la espalda

  1. Buceante says:

    Muy bien escrito el articulo, ojala sea ficción… aunque me da que no. ¿Me permites un consejo? No pierdas tu tiempo vistiendo una bata y viendo a Ana Rosa Quintana, ni eso ni los del INEM te solucionarán este bache. Sal a la calle y create una nueva vida por ti mismo, ya que en los demás no se puede confiar. Animos!

  2. Kike Sierra says:

    Muy buen artículo, podrías aprovechar ahora para ponerte a escribir un libro e ir de editorial en editorial, y de paso echas currículums para lo que sea, lo que haya libre por ahí, matas dos pájaros de un tiro.
    Te recomiendo una canción para estos momentos: Intoxicada, de Savia.

  3. Fernando says:

    claro, como el señorito kike ya tiene curro… se puede dedicar a dar consejos jajajajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>