Esos otros conceptos

Existe una ciudad en España pequeña en tamaño pero grande cuando el balón empieza a rodar. Estamos hablando de la historia original, aunque luego pueda haberse repetido: La Coruña. Si pensamos en Madrid o Barcelona se nos vendrán a la mente muchas cosas más allá del rodar del balón, La Coruña y la historia social reciente remiten a unas rayas azules y blancas: El Deportivo. Y hablar del Dépor es hablar de Lendoiro, un adelantado en la gestión de una entidad deportiva, presidente desde su infancia. Allí ha luchado contra las limitaciones, las penurias económicas y la fuerza de los grandes, pero otra vez el Deportivo se ha reinventado y en ese verdadero escenario de sueños que es Riazor se ha creado un equipo joven, sin experiencia y que ya le ha ganado al Milán.

Lendoiro hace tiempo que descubrió la receta. En un momento de dudas después de la gran tormenta que fue el Super Dépor de Arsenio, el presidente se dio cuenta que la estabilidad y la fuerza del equipo residía en el futbolista nacional, cuando la economía permitió exquisiteces se aderezó al conjunto con figuras extranjeras, ahora se busca en la juventud el talento que lo haga diferente.

Cuando la situación financiera no es buena tampoco es fácil hacerse con los servicios de jugadores con proyección, pero la primera arma utilizada por los coruñeses para reforzarse han sido todos esos jóvenes interesantes que en muchas ocasiones casi vegetan en sus filiales a la espera de una oportunidad. La mayoría de éstos nunca tendrán una oportunidad en sus primeros equipos, aunque tampoco se les concederá con facilidad la marcha a otro lugar. En España la calidad del fútbol base de un club es un modo de mantener intacto el prestigio, aunque nunca se cuente con él, algo ridículo pero que de verdad se da. Se frena la proyección y es justo reconocer que a ello ayuda el acomodamiento de los jóvenes en muchos casos. Jugadores con muy buena base que nunca llegan a ser profesionales.

Lendoiro asumió una realidad: la economía en el fútbol no da para más, cada equipo recibirá lo que vale. Lejos de poder realizar grandes fichajes, era necesario buscar otra vía, y el afán por seguir teniendo un Deportivo grande le llevó a recurrir a alguien con pocos tapujos en cuanto a los jóvenes se refiere. Caparrós venía de un lugar donde la calidad sobraba en las divisiones inferiores a otro donde había que escarbar bastante para encontrar buen mineral para pulir. El Deportivo ha necesitado una reestructuración de su fútbol base, aunque gracias a la buena materia prima de nuestro país y la buena intención del técnico no tardará en dar sus frutos. De momento otros jóvenes venidos de muy distintos puntos de la geografía española están poniendo la ilusión y una aparente y prometedora realidad tras el gran Teresa Herrera realizado.

La receta no es casual, lejos de la moda actual que impera en nuestro país por el jogo bonito o equipo de jugones que tan de moda se puso durante el Mundial, la realidad es que Italia venció el campeonato, el Madrid ha fichado a Capello y que Ronaldinho juega de una manera en el Barça y de otra con la canarinha.

Este Deportivo tiene un defecto que a veces es virtud: la juventud. Pero lejos de tener un equipo de virgueros sí posee jugadores que tienen pinta de hombres, de gran potencia, velocidad, fuerza y presión. En definitiva, de conceptos muy claros, por lo que se ha mirado más por la efectividad que por lo llamativo y muchas veces dudoso. Arbeloa y Barragán unen fuerza a gran criterio para subir el balón, Lopo y Rodri son potencia pura y colocación, Sergio y Juan Rodriguez realizan una gran presión y poseen una llegada fantástica. Y no hay que olvidar la zancada de Riki y Arizmendi.

A falta de la recuperación de Valerón y de que se acoplen jugadores de corte técnico como Verdú, Christian o Estoyanoff, esos otros conceptos hacen presumir que el Deportivo está volviendo, que otra vez es ejemplo y que va por el buen camino. ¡Qué pena! Porque lleva tanto tiempo dando pistas ganadoras…

18
ago 2006
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>