Estación final en Brasil (y los 23 de la Confederaciones)

estacionbrasil

Urge pensar en alternativas. Hay que mirar más allá y darle la relevancia real que tiene al torneo que la Selección Española disputará este mes de junio en Brasil. Entender que el grueso de este gran grupo cumple años y sobre todo acumula desgaste físico y mental. No se trata de pensar en un relevo inmediato, porque no es necesario. Se trata de reforzar y no mermar al grupo. Del Bosque estará ya trabajando en la confección de una lista en la que pueden intervenir algunos agentes externos, que precisamente pueden no ser aliados para la correcta progresión  del equipo.

El seleccionador dará el 27 de mayo la lista para la Copa Confederaciones. Como sucediera antes de la pasada Eurocopa y el Mundial, España no ha colocado ningún equipo en la Final de la Champions. Esto podría suponer, con una Liga supuestamente ya decidida, que el salmantino pudiese trabajar con cierto margen en la confección de la citación para el torneo de selecciones.

Pero lo que pasa por la mente de algunos de los internacionales de más trayectoria y lo que sucede con sus herramientas de trabajo, sus piernas, urge un planteamiento en el que el centro de la mirada ha de enfocarse bien a 13 meses vista. El Mundial es la cita, y a esa meta habría que llegar obrando con toda la independencia posible.

Caras de estrés, en la semifinal de la Confederaciones de 2009

Observando la lista que Del Bosque dio para la Confederaciones de hace cuatro años se puede entender que hubo pocas opciones para las reservas. A la obligada baja de Iniesta por lesión, no se unieron otras que transmitieran que desde la federación se hubiera gestionado su confección atendiendo al estado físico de los jugadores. Algunos llegaron con una inmensa carga de partidos (sobre todo los del Barcelona), pero España fue con todo a un campeonato en el que cayó en unas semifinales donde las caras de estrés de los jugadores connotaban que había que tomárselo todo con más pausa.

La acumulación excesiva de encuentros decisivos agota mentalmente al jugador, al punto de que puede perder la perspectiva real de lo que se está jugando. En ocasiones hay que parar y medir los tiempos. Si tenemos en cuenta que la situación de hoy es más preocupante en ese sentido, respecto a la de hace cuatro años, toca adelantar trabajo: analizar el hoy para mirar más allá. La FIFA querrá el mejor cartel para ese escaparate que ofrece a los sponsors. Sí. Pero el futuro del fútbol español está en juego.

Alonso, Busquets y Xavi, mermados

Si acordamos que la clave del juego de España está en su zona de creación, gracias a esa capacidad de aglutinar la posesión, podemos centrarnos en pasar revista a esos tres nombres clave, como ejemplo fundamental. Xabi Alonso y Busquets, ejes además del equilibrio táctico, arrastran durante toda la segunda vuelta de la temporada serios problemas en el pubis. El madridista prácticamente solo ha contado para los últimos partidos decisivos en Champions. El barcelonista se ha caído incluso del once en el último partido de su equipo en el torneo continental.

Lo de Xavi Hernández se alarga ya durante varios meses. Ha ido entrando y saliendo del once en algunos tramos y se le ha ido dosificando siempre que se ha podido. Con continuas molestias, fue el primero en abandonar el campo en el partido de vuelta frente al Bayern. Todavía queda Liga y sería conveniente cuidar el eje del Barcelona y de la selección.

¿Hay una necesidad real de extenuar física y mentalmente a tres jugadores tan importantes mientras los, como mínimo, cinco próximos partidos internacionales pueden servir para unir a alguien nuevo a la causa?

Hay opciones, no sustitutos semejantes

Que nadie se engañe. En un mes es casi imposible encontrar sustitos de esa experiencia y jerarquía. Tampoco es necesario. Hay que cuidarlos y aprovechar una cita importante para evaluar el nivel competitivo de otros jugadores que durante la temporada se han ido asomando más regularmente a la elite.

Algunos, como Beñat, Javi García o Mario Suárez, que ya han contado en algunas citas para Del Bosque. Pero hay otros como Cañas, Tomás Pina, Ander Herrera, Míchel o Vicente Iborra, que han sido seguidos en los últimos meses, y que encontrarían en la Confederaciones un buen lugar para ser analizados a otro nivel

Y no solo para la parcela organizativa. Mikel San José, Domínguez, Marc Valiente,  Arribas o Sergio Sánchez para la zona central de la defensa. O AdriánIago Aspas, Rubén Castro, Sergio García y Michu en ataque. Futbolistas de un notable rendimiento en sus clubes, de buen nivel técnico y físico, y que han acumulado bastantes menos minutos que la mayoría de los internacionales más habituales.

Todos ellos y otros formarían una bolsa de jugadores a la que habría que echar mano de manera decidida. No se trata de llevar una selección B, sino de ser consecuentes y cuidar a los jugadores para retos venideros y pensar siempre en poder reforzar al grupo. Porque no hay que negar la posibilidad de que para alguno de esos nombres clave el Mundial de Brasil puede ser una congruente estación final.

 

 

Un comentario a Estación final en Brasil (y los 23 de la Confederaciones)

  1. Javier Moreno says:

    Tu artículo está muy completo e interesante, lástima que entre los posibles o futuribles no comentes a uno que seguramente será una realidad y dará mucho que hablar para el próximo mundial, como es tu queridisimo Isco. Por todo los demás, España no sólo debe buscar a jugadores que le den descanso a los titulares sino también jugadores que aporten algo diferente al equipo y allí echo en falta a jugadores como podrán ser en el futuro Delofeu o Jessé, viendo ayer como desbordaba el Bayern con dos extremos, echo en falta ese jugador que rompa por banda y no se obceque en querer entrar por el centro como han hecho una y otra vez el Barça y el Madrid en sus eliminatorias,bien aprendida la lección los equipos se han sabido cerrar y nadie ha entrado por banda,por no tener no tienen ni pésimos centradores, desde que se fue Bechkam, en el Madrid no hay ni un solo jugadores que centre en condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>