Game of Thrones 2×10: Valar Morghulis

Game of Thrones

Con una semana de retraso, os traigo mi último resumen/comentario/pajas mentales sobre la season finale de Game of Thrones. Lo haré rapidito para luego pasar a comentar la temporada como un todo, que es mucho más interesante. El capítulo comienza en Desmbarco del Rey, con Joffrey repartiendo recompensas a los salvadores de la ciudad: su abuelo (por parte de madre y de padre) Tywin Lannister y Meñique, al que le regala Harrenhal.

Después vemos un interesante paripé en el que Loras le ofrece a Joffrey la mano de Margaery y el pobre acaba aceptando por consejo de su madre y Pycelle. Sansa respira aliviada hasta que Meñique le deja claro que su situación ahora es todavía peor, pero que él la ayudará a escapar. En la sala del trono sólo falta Tyrion, que está en cama y con una cicatriz en la cara de lado a lado. Se entiende que no le hayan arrancado la nariz como en las novelas. Gastarían mucho en maquillaje.

En una Invernalia sitiada por el bastardo de Bolton, todavía sin rostro, Luwin aconseja a Theon que huya y se una a la Guardia de la Noche, pero él no hace ni caso. Después de un discurso inspirado, Dagmer lo deja inconsciente, deja a Luwin moribundo y los hombres de las Islas del Hierro abandonan el castillo de los Stark.

Más tarde veremos a Bran, Osha y compañía saliendo de las criptas y encontrándose Invernalia quemada y a Luwin medio muerto. En la serie no se explica qué ha pasado ni quién lo ha hecho. Muy mal esto porque imagino que quienes no han leído el libro no se habrán enterado de nada. Para ellos: en las novelas Ser Rodrik todavía vive a estas alturas y es él quien sitia la ciudad. Cuando llega la gente de Bolton, creen que son refuerzos para ellos, pero les atacan a traición liderados por Ramsay Nieve, el bastardo de Roose Bolton. Theon les abre las puertas pensando que están con él y son ellos los que se encargan de quemar el castillo.

Vemos también a Jaime y Brienne, que siguen su camino hacia Desembarco del Rey. Tres soldados Stark les dan el alto y uno reconoce a Jaime, así que Brienne los despacha en un momento ganándose la admiración de Jaime.

Ya fuera de Harrenhal nos encontramos con Arya y Gendry. Jaqen aparece para despedirse de ellos, enseñar a Arya las palabras Valar Morghulis (todos los hombres mueren) y le da una moneda que la ayudará si tiene problemas alguna vez. Esta parte acaba con Jaqen cambiando mágicamente su rostro, algo que personalmente pensaba que iban a omitir en la serie, aunque me alegro de que no sea así.

A Robb Stark lo vemos discutiendo con su madre y casándose con Lady Talisa, lo que tiene unas terribles implicaciones. Luego volveré a esto.

En el norte vemos cómo Qhorin ataca a Jon y acaba muriendo en sus brazos y recordándole sus votos. Matar a Qhorin sirve a Jon para que los salvajes le acepten como uno más. La próxima temporada veremos por fin a Mance Rayder, el rey más allá del Muro.

¿Y qué pasa con Daenerys? Poca cosa. Decide entrar en la Casa de los Eternos a recuperar sus dragones, tiene una visión en la sala del trono de Desembarco del Rey, otra en la que ve a Khal Drogo y al hijo que nunca tuvo y acaba quemando a Pyat Pree. De vuelta en casa de Xaro, se encuentra a su anfitrión en la cama con Doreah y acaba encerrándolos a los dos en la caja fuerte (vacía, por cierto), saqueando la mansión y largándose a por un barco que la lleve a los Poniente. Es curioso que aquí prácticamente hayan quemado los puentes con Qarth cuando en las novelas no ocurre lo mismo ni por asomo.

La temporada termina de nuevo más allá del muro, donde Grenn, Edd y Sam recogen excrementos para encender el fuego. Mientras charlan, un cuerno suena tres veces, lo que quiere decir que los caminantes blancos se acercan. Grenn y Edd huyen, pero Sam se queda atrás y a través de sus ojos vemos pasar un ejército de muertos vivientes y un caminante blanco a lomos de un caballo no-muerto. Un final bastante interesante para una temporada algo floja.

Floja, sí. Era algo que podíamos esperar porque Choque de Reyes, el segundo libro de la saga, también es de los más discretos, pero el problema se ha agudizado con algunas decisiones y cambios poco inspirados.

La trama que más ha sufrido ha sido la de Jon Nieve. En la serie el personaje es una sombra sin carisma y muy poco parecido al de los libros. La temporada iba más o menos bien hasta que se marcha con Qhorin. En las novelas, Jon ve a través de los ojos de Fantasma el enorme ejército de Mance Rayder, pero el lobo es detectado. A partir de ahí comienza una carrera por la supervivencia en la que los acompañantes de Jon y Qhorin se sacrifican para ganar algo de tiempo. Sin embargo, al final Jon y Qhorin acaban acorralados por los salvajes. Qhorin prácticamente obliga a Jon a desertar para infiltrarse. Ambos combaten y Jon consigue vencer a duras penas gracias a la ayuda de Fantasma (y a que Qhorin no quería ganar, claro). De esto a lo que han mostrado en la serie hay un mundo.

Tampoco ha estado muy allá la trama de Robb en esta temporada. En las novelas no aparece prácticamente en todo el libro y la sorpresa de su boda con Jeyne Westerling nos llega al final y a través de los ojos de Catelyn. Además, la historia es bastante diferente. Robb es herido, Jeyne es una joven noble que le está cuidando y un día, después de recibir las noticias de que Theon ha matado a Bran y Rickon, ella le consuela y él se deja consolar. Después de haber mancillado su honor, Robb decide que lo correcto es casarse con ella.

En cuanto a Daenerys, a grandes rasgos se ha mantenido la misma historia, pero en ningún momento es traicionada por Xaro y tampoco pierde a sus dragones. Es ella misma la que accede a entrar en la Casa de los Eternos. Allí tiene varias visiones cargadas de significado sobre el pasado y el futuro que en la serie se han omitido.

Una de las historias que más ha cambiado y que curiosamente mejor ha resultado es la de Arya. He destacado muchas veces a lo largo de estas semanas sus conversaciones con Tywin Lannister, que no están en los libros, como lo mejor de la serie. Me hubiese gustado que tuviera un rol más activo en su escape de Harrenhal, pero en general ha estado bien.

También ha estado bien la trama de Desembarco del Rey, donde en general se ha cambiado muy poco. La parte de Sansa es prácticamente igual y la de Tyrion, casi. Sí han cambiado algunas cosas como lo del fuego valyrio o la cadena, pero en general se ha mantenido todo lo importante.

Más o menos lo mismo ha pasado en Invernalia. Nos han ahorrado a los Frey, pero nos han dejado sin los Reed. Se ha dado menos importancia a los sueños de Bran y el final ha quedado un poco confuso, pero bueno, parece que los Reed aparecerán en la tercera temporada y volverá todo a encauzarse. Ahora sólo tenemos que esperar un año…

Lo mejor de la temporada:

  • Los conversaciones de sobremesa de Arya y Lord Tywin
  • El siempre ocurrente Bronn
  • Tyrion
  • Jaqen H’ghar

Lo peor de la temporada:

  • Toda la historia de Jon. Ha sido una pena desperdiciar esos paisajes con una historia tan poco interesante.
  • De nuevo, hemos visto muy poco de los lobos y los dragones. Cuatro planos contados. Como en la primera temporada, se ha echado especialmente de menos a Fantasma, que en las novelas es casi un protagonista más.
11
jun 2012
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS 1 comentario
ETIQUETAS

,

Un comentario a Game of Thrones 2×10: Valar Morghulis

  1. Kike says:

    Felicidades Chris, muy buen trabajo!
    Si los Caminantes Blancos tienen + protagonismo en la 3ª temporada no me la pierdo x nada del mundo!
    La verdad es q las partes d Jon y Robb no han molado nada en esta temporada, las d Desembarco y Daenerys mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>