Game of Thrones 3×04: And now his watch is ended

Game of Thrones

Se me está acumulando la faena con Game of Thrones, así que permitidme que vaya rápido. Si el tercer capítulo de esta temporada comenzaba con Jaime Lannister perdiendo su mano derecha, este nuevo episodio comienza con un plano corto de su mano amputada colgando de su cuello.

A los hombres de Roose Bolton no les ha bastado con mutilarle, sino que ahora también lo torturan de camino a Harrenhal, haciendo que Brienne salga en su defensa. Más tarde veremos a Brienne convenciendo a Jaime de la necesidad de no rendirse sólo porque le hayan cortado una mano, mostrando que la relación entre ambos sigue avanzando.

En Desembarco del Rey vemos a Tyrion conversando con Varys sobre el fallido intento de asesinato durante la batalla del Aguasnegras. Lo más interesante de la conversación es que nos da los primeros detalles sobre cómo Varys se convirtió en quien es.

Más adelante vemos al eunuco hablando con Ros, que ahora trabaja como su espía y le cuenta los planes de Meñique respecto a Sansa Stark. Varys toma cartas en el asunto y habla con Olenna Redwyne, advirtiéndola de lo peligroso que es Meñique y ambos acuerdan casar a Sansa con un pretendiente adecuado.

Más allá del muro vemos a lo que queda de la Guardia de la Noche en casa de Craster. Elí vuelve a pedir a Sam que la ayuda a salvar a su hijo y vemos que algunos de los hermanos empiezan a estar descontentos con el liderazgo de Mormont y con Craster. Más tarde volvemos aquí y vemos un enfrentamiento que acaba con la vida del propio Craster y del comandante Mormont, apuñalado por la espalda por Rast. Sam aprovecha la confusión para huir con Elí y su hijo.

Bran sigue teniendo poco protagonismo de momento (y me temo que prácticamente en todo lo que queda de temporada, a excepción de un momento concreto). En el capítulo de hoy aparece de nuevo en uno de sus sueños, escalando y persiguiendo al cuervo de tres ojos, hasta que cae de las alturas y despierta.

En el Gran Septo de Baelor, en Desembarco del Rey, Joffrey enseña a Margaery las tumbas de los reyes Targaryen mientras lady Olenna y Cersei conversan sobre la boda y sobre cómo las madres siempre intentan proteger a sus hijos de ellos mismos y sobre el papel de las mujeres en el mundo. Esta escena acaba con Margaery convenciendo a Joffrey de que salgan a saludar a la gente que les llama desde fuera del Septo. De nuevo se muestra a Margaery mucho más activa que en los libros.

Theon Greyjoy continúa su huída acompañado del misterioso muchacho que le liberó. Lo más interesante de la conversación entre ambos es la admisión de Theon de que su verdadero padre (figurativamente hablando) siempre fue Ned Stark y no Balon Greyjoy y la confesión de que nunca mató a Bran y Rickon, sino que simplemente huyeron. Tras estas confesiones, el muchacho lo lleva a una habitación y, cuando enciende una antorcha, Theon ve que está de nuevo en la sala de tortura de la que lo liberó y vuelven a hacerlo prisionero.

De nuevo en Desembarco del Rey vemos a Cersei hablando con su padre, exigiéndole que haga más por rescatar a Jaime y advirtiéndole de la peligrosidad de los Tyrell y de cómo Margaery manipula a Joffrey. Lo mejor de la conversación es Tywin diciéndole a Cersei que no es tan lista como ella se cree y echándole en cara el no haber sabido educar a Joffrey como correspondía.

¿Recordáis la conversación ente lady Olenna y Varys sobre la necesidad de casar bien a Sansa? Pues ahora vemos a la joven Stark paseando y bromeando con Margaery. Al final de la conversación Margaery le revela su intención de hacer que Sansa y su hermano, Loras, se casen. Aquí parece que se han quitado de un plumazo al hermano mayor de Loras y Margaery, al que en los libros se nombra pero no llega a sair y es con quien realmente quieren casar a Sansa.

La parte de Arya nos trae el regreso de Beric Dondarrion, con un nuevo rostro, muchas heridas y un ojo de menos. Tenemos una interesante conversación sobre el pasado, sobre la caída de los Targaryen y sobre cómo Gregor Clegane, el hermano del Perro, mató a los hijos de Rhaegar. Sandor niega tener nada que ver con eso, pero Arya le acusa de matar a Mycah, el muchacho de la primera temporada con el que Arya jugaba. La inocencia o culpabilidad del Perro se decidirá en un juicio por combate en el que se enfrentará a Dondarrion.

El clímax del capítulo sucede en Meereen, donde Daenerys va a cerrar el trato con Kraznys y el resto de esclavistas: un dragon a cambio de un ejército. Una vez realizado el intercambio, Daenerys se dirige a los Inmaculados en Valyrio, demostrando que ha entendido todo lo que Kraznys ha dicho sobre ella en sus varios encuentros, y les ordena matar a todos los esclavistas. El propio Drogon se encarga de matar a Kraznys con su fuego. Daenerys libera a los Inmaculados y les ofrece la posibilidad de seguirla y luchar por ella por voluntad propia o iniciar una nueva vida. El plano del ejército abandonando la ciudad en llamas, con los tres dragones volando sobre ellos, supone el cierre del episodio.

Lo mejor:

  • Lord Tywin, como cada vez que sale en pantalla.
  • La parte de Daenerys ha estado francamente bien.
  • La conversación entre lady Olenna y Varys.

Lo peor:

  • Nada. Llevamos varios capítulos estupendos.
05
may 2013
SECCIÓN Cine y TV
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>