Guti y la carrera del tiempo

Hoy era el día del 14. No hay más que ver cómo ha celebrado el tercer gol de su equipo que le ha dado la victoria definitiva en Riazor 18 años después. Puede que el triunfo no haga que el Madrid acabe ganando la Liga, es más, en alguna de sus anteriores visitas también se lo podría haber llevado, pero lo que sí ha hecho es refrendar algo que está cambiando en el equipo.  Sobre todo en el dominio del balón, porque a diferencia de otras muchas visitas a La Coruña, el conjunto de Pellegrini se ha apropiado del esférico y lo ha movido con soltura y paciencia. Algo que, como irónicamente ha comentado el narrador de la televisión argentina por la que veía el partido, al Bernabéu le hubiera martirizado de aburrimiento.

Dejando de lado los títulos, la victoria de hoy es un triunfo especial para Guti. Porque la sensación que dan los partidos en los que él tiene un papel protagonista es que algo va a acabar mal, y después del penalti que ha metido Riki, seguro que muchos lo han pensado. Ese gesto de Guti de rodillas, tras la sentencia, ha sido una digna interpretación de alivio exagerado. Así es él.

A lo largo de la semana, los medios de un grupo de comunicación se han hecho eco de las declaraciones del 14, después de un minucioso reportaje que ellos mismos han realizado sobre el personaje. El titular que desprendían de su producto es que el Guti persona no tiene nada que ver con el que se ve los domingos en el césped. Realmente, eran unas palabras que el propio jugador y su madre concedían al programa dirigido por el ex futbolista Michael Robinson. Sinceramente, no creo que el reportaje haya sorprendido a nadie. Cualquier televidente o persona normal ya se podía imaginar cómo es el media punta en persona, como también se puede imaginar que los insultos que se le han dirigido son crueles e injustos, como, a su vez, acertadas una buena parte de las críticas.

Como Goyescos son muchas veces los gestos de Guti, para lo bueno o para lo malo, curiosa es la sensación que deja el  equipo, y el papel del centrocampista en él.  El Madrid cambia de cara y argumentos: no quiere depender del afán de unos, ni lastrarse con la dejadez de otros. Pero saliendo a la superficie de esos condimentos que forman siempre parte  de un grupo, los nuevos tiempos reclaman el juego que tiene y puede aportar el de Torrejón.

Hoy se ha visto un capítulo más de lo que fue y lo que pudo haber sido. En un equipo estaba Valerón, 34 años, evidentemente lastrado físicamente, pero siempre manteniendo una regularidad dentro de sus posibilidades. En el otro Guti, 33, aparentando menos debido a una carrera deportiva que no le ha mermado tanto como al talento canario, pero con un Mundial y dos Eurocopas menos. Pero también estaba Raúl, 32, todo rendimiento y agarrándose con toda su alma a las últimas paradas del tren del fútbol.

Pensando en estas tres muestras me ha venido a la mente un tenista, Andre Agassi, y como a lo largo de su carrera pasó por diferentes fases, más parecidas a las de Guti. Sus contemporáneos (Sampras, Bruguera,  Chang, etc.) iban retirándose después de carreras exprimidas, y él, tras años de excentricidades, seguía en el circuito gracias a un talento descomunal para el tenis.  Al final, Agassi consiguió retirarse de forma holgada y dando la sensación de que podía haber hecho más, pero también de que tenía algo que podía seguir aprovechando sin que los años lo deterioraran.  Hablamos de un arma que también tiene Guti, y tal vez el escenario ahora sea distinto, quizás propicio para una madurez que ni él se espera.

31
ene 2010
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS 2 comentarios
ETIQUETAS

, ,

2 comentarios a Guti y la carrera del tiempo

  1. Calculin says:

    Sinceramente, Guti me parece e
    el que pudo ser mejor mediapunta español de la década, pero nada. Su última oportunidad de oro para que cuando se retire no dé la sensación de que pudo dar más es completar una buena temporada con partidos como el del sábado consiguiendo asistir al mundial y allí lucirse. Demasiado difícil para el Guti que conocemos que en un partido se le va la vida (todavía recuerdo la buena conexión que una única vez tuvo con Zidane)y en 10 camina por el césped, pero quién sabe a lo mejor ahora se da cuenta de que ganar un mundial mola y se aplica.

    Valerón para mi, mereció tener en su curriculum más participaciones con la roja y creo que así hubiese sido de no ser por los 3 años que sus lesiones lo apartaron del fútbol. Destila clase y profesionalidad tanto dentro como fuera del campo. Está opinión sin embargo está empapada de la pasión por mis colores blanquiazules, lo reconozco.
    Saludos

  2. ¡Ay, Guti! Cuánto talento desperdiciado. Si él hubiese querido, si hubiese tenido mejor cabeza o una quinta parte de la profesionalidad de gente como Raúl, Puyol o Xavi, habría hecho historia en el fútbol español.

    Sin embargo, al final hemos tenido que conformarnos con algunas grandes tardes entre montañas de irregularidad, pasotismo y desplantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>