Gutiérrez y su cabeza loca

Guti

José María Gutiérrez tiene una calidad tremenda en sus pies. Es muy bueno jugando entre líneas, un gran pasador, tiene gol y es capaz de adaptarse a muchas posiciones. Lamentablemente también tiene un gran defecto que generalmente suele curarse con los años y la experiencia, pero que en su caso parece crónico: una falta alarmante de madurez. Esa falta de madurez, unida a una irregularidad que probablemente deriva de ella, le ha convertido en un jugador antipático para muchos, discutido por otros y que a menudo provoca desconfianza en sus técnicos. Esa misma falta de madurez le ha impedido triunfar de verdad en el fútbol.

El ejemplo más claro de lo que comento es la expulsión de ayer ante el Racing. Con el partido decidido y en su recta final a Gutiérrez le dio por vengar una falta pasada golpeando con el codo la cara de un rival. Por esa acción dejó a su equipo con diez, evitó el debut del canterano Nieto (qué pena me dio ver al pobre chico poniéndose de nuevo la chaqueta) y se borró de un partido difícil en Mestalla la semana que viene. Un jugador ya en la treintena como él, supuestamente curtido, no puede permitirse un error así. Tiene que pensar más allá de sus venganzas o pataletas personales y considerar el bien de su equipo.

Muchos dirán que Guti sí ha triunfado en esto del balón: es titular con el Real Madrid, donde lleva ya una decena de temporadas, es rico y famoso. Sin embargo, esos logros, que ya los quisiera yo para mí, me parecen un fracaso cuando hablamos de Guti. Porque el madrileño podría haber llegado mucho más lejos. Podría haber sido un fijo en la selección, podría haber participado en grandes competiciones internacionales y podría haber jugado muchos más minutos en el Real Madrid con técnicos que no han acabado de creer en él. Porque calidad tiene de sobra, pero su complejo de Peter Pan le resta muchos puntos y le hace salir de los partidos (literalmente o no) un partido sí y otro no. Ahora que tiene ya treinta años dudo que vaya a cambiar, pero unas declaraciones pidiendo perdón a sus compañeros y a los aficionados se agradecerían.

¡Ah! Otro día hablaremos de Ramos y de lo mucho que le gusta jugar sobre el alambre. Éste también tiene cosas que aprender, pero con 20 años eso se puede justificar.

19
nov 2006
SECCIÓN Deportes
COMENTARIOS Sin comentarios
ETIQUETAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>