Half-Life 2 (Xbox)

En 1998 una joven compañía revolucionó el género de los FPS (First Person Shooters) primero en PC y luego en consola con un videojuego en el que lo importante no era sólo disparar, sino también usar la cabeza para avanzar por el enorme mapeado de unas instalaciones científicas. La compañía era Valve y el juego Half-Life. Ocho años después ha llegado la secuela de las aventuras de Gordon Freeman y de nuevo han sido toda una revolución.


Sé que muchos estarán pensando que la actualidad de este artículo es nula. Y posiblemente tengan razón. La versión para PC de Half-Life 2 salió hace un año y la de Xbox hace un par de meses. Pero qué le vamos a hacer, yo no he podido disfrutar de esta maravilla hasta ahora. Y es que en los últimos diez días no he jugado a otra cosa. Siempre he sido más consolero que pecero y nunca llegué a pasarme el Half-Life original (aunque prometo ponerle remedio), pero esta segunda parte me ha dejado pegado al televisor. Sólo los exámenes conseguirán hacerme soltar el mando.

En Half-Life asumíamos la personalidad del doctor Gordon Freeman, un físico que trabaja en Black Mesa, un gigantesco complejo científico secreto construido en el desierto de Nuevo México. Tras un accidente, hordas alienígenas penetran en nuestro mundo y Gordon tendrá que escapar como pueda de las instalaciones. El problema es que los extraterrestres no se lo pondrán muy fácil y, por si fuera poco, el gobierno ha decidido mandar a sus propios soldados para borrar cualquier prueba de lo que ha pasado en Black Mesa.

La segunda parte se desarrolla algún tiempo después. Gordon llega por tren a Ciudad 17 en una escena casi calcada a la del primer juego (los guiños al primer Half-Life son constantes). Pronto nos damos cuenta de que estamos en un mundo orwelliano. Hay soldados en cada esquina, un líder habla desde las múltiples pantallas distribuidas por la ciudad, la población está oprimida, hay redadas a cada momento… Gordon pronto descubre que su actuación en el incidente de Black Mesa le ha convertido en una especie de leyenda para los miembros de la resistencia. Un numeroso grupo de personas que se oponen a la dictadura que impera en la ciudad. Gordon deberá ayudar a esa resistencia al tiempo que busca respuestas a lo que ocurrió en Black Mesa.

La acción se desarrolla en escenarios muy cuidados. No he probado la versión para PC pero la de Xbox es sorprendente en este sentido. Los lugares que recorre Freeman tienen numerosos detalles, hay muchísimos objetos con los que se puede interactuar, el juego de luces está muy logrado (como se puede apreciar en algunas de las capturas), los enemigos también están muy bien modelados, aunque pecan de ser repetitivos, y en general todo tiene una pinta muy realista. El juego exige todo lo que puede dar de sí la consola de Microsoft y de vez en cuando nos encontraremos con ralentizaciones, aunque no estropearán la experiencia de juego. El sonido también es muy adecuado, especialmente en aquellas fases urbanas, donde podemos oír los anuncios por megafonía, la radio de los enemigos, sus órdenes… Además el doblaje al castellano es perfecto, no sólo en la calidad sino también en las voces elegidas.

En cuanto al control, sigue la pauta de lo que hemos visto en otros FPS de Xbox: un analógico mueve al personaje y el otro se encarga de apuntar, los gatillos sirven para atacar, con la cruceta se seleccionan la armas y el resto de los botones sirven para recargar, encender la linterna, activar palancas, coger objetos, etc. A los cinco minutos se domina todo a la perfección.

Como ya pasaba con su antecesor, en Half-Life 2 no todo queda reducido a disparar a todo lo que se mueve. En muchas fases nos acompañarán soldados de la resistencia a los que podremos dar órdenes, en otras controlaremos a grupos de hormigas león (del tamaño de un San Bernardo) que despacharán a los enemigos por nosotros, también hay fases de conducción en hovercraft o en coche, batallas contra futuristas helicópteros, tendremos que resolver multitud de puzzles (muy sencillos, eso sí) para poder ir avanzando…

En resumen, una experiencia jugable magnífica, de lo mejor que se puede disfrutar ahora mismo en consola y, sin duda, el techo técnico de la consola del tito Gates. Un juegazo de 10.

16
ene 2006
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 4 comentarios
ETIQUETAS

4 comentarios a Half-Life 2 (Xbox)

  1. Pingback: El Desafio Digital | Tributo a Half-Life

  2. Pingback: El Desafío Digital | The Orange Box (PS3)

  3. Pingback: La historia de los FPS | El Desafío Digital

  4. Pingback: [Análisis] Medal of Honor | El Desafío Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>