[Impresiones] Need for Speed: Rivals

Need for Speed: Rivals

Hace casi un año os hablaba por aquí de Need for Speed: Most Wanted y ahora toca hacerlo de su sucesor, Need for Speed: Rivals. Me gustó mucho Most Wanted, con su mecánica sandbox y sus muchos secretos y me lo estoy pasando casi igual de bien con Rivals, que en general mantiene sus mismas virtudes. Esta vez del desarrollo se ha encargado el estudio sueco Ghost Games, pero se nota que Criterion ha estado supervisando.

La gran novedad de Need for Speed: Rivals es que esta vez no sólo podremos ser pilotos de carreras ilegales, sino también los agentes de policía que les dan caza. De hecho, nada más empezar el juego tendremos que hacer un tutorial para cada uno de estos roles en el que nos explicarán las diferencias entre jugar como las fuerzas del orden y la ley o todo lo contrario.

Como pilotos nuestro objetivo será competir en carreras, pruebas contrarreloj o enfrentaros a otro piloto en un cara a cara. Como policía, deberemos dar caza a los pilotos hasta destrozar sus coches. A diferencia de lo que ocurría en Most Wanted, donde todo se dejaba más al azar, en Rivals cada vez que salimos a la carretera, ya sea como piloto o como policía, lo hacemos con una serie de objetivos marcados. Cuando completamos cada lista de objetivos subimos de nivel y desbloqueamos nuevos vehículos.

Need for Speed: Rivals

Cada acción que hacemos en el juego da puntos de experiencia y/o rellena nuestro turbo. Esos puntos sirven para comprar nuevos coches o mejoras. La gracia es que si nos detienen o si nuestro coche acaba destrozado, perderemos todos los puntos desde nuestra última salida. Para guardar los puntos debemos encontrar un garajes (cuarteles en el caso de la policía o escondites en el caso de los pilotos ilegales).

Una vez entramos en nuestro garaje, los puntos quedan guardados, podemos comprar cosas y volver a salir a la carretera. Como antes de salir ya sabemos cuál es la siguiente lista de retos a cumplir, podemos seleccionar el punto exacto en el que volver a la acción. Por ejemplo, si nuestro siguiente objetivo es conseguir acabar primero en una carrera, podemos buscar una carrera en el mapa y salir a la carretera precisamente en ese punto.

La conducción es totalmente arcade y el juego no se puede pausar. Lo primero me ha encantado, ya que es un alivio para los que somos tirando a mancos en los juegos de coche. Lo segundo, no tanto. Como en Most Wanted, disponemos de un menú muy rápido que se usa con la cruceta y que, entre otras cosas, nos permite controlar el GPS y configurar rutas a nuestro próximo destino (un tipo de prueba concreta, el escondite más cercano, un taller donde reparar el coche…).

Need for Speed: Rivals

Otra cosa interesante del juego son los gadgets. Podemos equipar dos al mismo tiempo (después de haberlos comprado) y nos proporcionan diversas técnicas para afectar al resto de coches. Desde un pulso electromagnético para deshabilitar momentáneamente sus sistemas, hasta ondas de choque para echarlos de la carretera y, en el caso, de los policías, solicitar bloqueos de carretera para tratar de frenar a un piloto a la fuga.

Técnicamente el juego es prácticamente intachable. Va muy fluido, se ve muy bien y las cargas se limitan al inicio de las pruebas. Quizá sobran algunos efectos de partículas que son un poco exagerados, pero no es nada grave. El escenario en el que se desarrolla el juego es muy variado, muy extenso y con muchos secretos. Quizá no tantos como en Most Wanted, aunque puede que simplemente yo haya sido menos hábil para dar con ellos.

Rivals es un digno sucesor de Most Wanted y un juego de conducción arcade estupendo. La única cuestión que cabe preguntarse es si realmente era necesario sacar una nueva entrega tan rápido. Lo que hace lo hace todo muy bien, pero se echan de menos más novedades.

16
dic 2013
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>