[Impresiones] Resident Evil: The Mercenaries 3D

Resident Evil 3DS

Resident Evil: The Mercenaries 3D ha sido criticado por ser básicamente un minijuego al que se le ha dado la categoría (y el precio) de un juego completo. Es cierto, The Mercenaries 3D no es el típico juego con un modo historia, es simplemente una versión extendida del modo Mercenarios que llevamos viendo en la saga Resident Evil desde hace más de una década.

Ya en Resident Evil 3: Nemesis tuvimos una minijuego en el que controlábamos a los mercenarios de Umbrella y debíamos llegar del punto A al punto B con un equipo limitado. En Resident Evil 4 el reto era soltarnos en un determinado escenario y ver cuántos puntos hacíamos (es decir, cuántos infectados eliminábamos) antes de que se acabase el tiempo. Lo mismo se hizo posteriormente en Resident evil 5. No sé vosotros, pero yo casi dediqué más horas a estos modos que al juego en sí.

Quizá por eso tenía claro que una jugabilidad como ésa era ideal para una consola portátil, en la que los juegos sin demasiadas pretensiones y complicaciones pueden funcionar muy bien. Sí, es cierto que creo que cobrar por este título lo que cuesta un juego “de verdad” es algo excesivo, pero si ya sabes lo que te vas a encontrar, no es una mala compra en absoluto.

Resident Evil 3DS

Técnicamente el juego sorprende para bien y creo que demuestra el potencial de Nintendo 3DS. Los escenarios son amplios y detallados y recuerdan mucho a los que vimos en Resident Evil 4 y Resident Evil 5. También el modelado de nuestros personajes y de los enemigos está muy bien hecho, aunque en el caso de los enemigos hay menos variedad. La música también cumple con su papel, aunque las voces suenan algo enlatadas para mí gusto.

¿Que qué tal las 3D? Sinceramente, después de probarlas un rato, creo que el juego está mejor sin ellas. Las 3D funcionan especialmente bien en el centro de la pantalla, pero en este título a manudo apuntas hacia los extremos o tu vista se va inevitablemente hacia los laterales cuando giras una esquina en zonas cerradas, con lo que el efecto 3D sólo consigue que todo se vea un poco borroso.

A la mecánica habitual del modo mercenarios en Resident Evil 4 y 5, este título para 3DS añade la posibilidad de ir desbloqueando habilidades que podemos equipar en nuestros personajes. Esas habilidades permiten, por ejemplo, ser mejor con determinadas armas o hacer más daño cuando tenemos poca vida. Además, también podemos optar por empezar las misiones llevando el equipo habitual de otros personajes.

Al no tener un modo historia, la gran baza de Resident Evil: The Mercenaries 3D es invitarnos a rejugar una y otra vez las misiones y eso lo consigue teniendo decenas y decenas de elementos desbloqueables: nuevos personajes, nuevas habilidades, nuevas ropas… e introduciendo además unas medallas que imitan los logros de Xbox 360 o los trofeos de PS3. Y personalmente creo que la fórmula funciona, la verdad. Es muy fácil picarse e intentar superar una y otra vez una pantalla buscando la mejor calificación posible. De nuevo, insisto en que yo ya le eché muchas horas a este modo. Si a ti no nunca te ha gustado el minijuego de los mercenarios en anteriores Resident Evil, o no lo suficiente para pagar por él lo que cuesta un juego completo, no lo hagas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>