[Impresiones] Tokyo Jungle

Tokyo Jungle

Esta semana finalmente ha salido a la venta en EE.UU. y en Europa Tokyo Jungle, un juego desarrollado por Sony Computer Entertainment que estaba esperando desde que salió en Japón en junio de 2012. El juego es exclusivo para PS3 y fuera de Japón solo se puede comprar como descarga desde la PlayStation Store por menos de 15$ (o menos de 12$ si se tiene la cuenta Plus).

En un futuro cercano donde todos los seres humanos han desaparecido y sólo quedan los animales, la ciudad de Tokio está habitada por animales, algunos son los descendientes de mascotas, otros han llegado migrando y otros son los descendientes de los animales de los zoos que han conseguido escapar.

La idea del juego es sencilla: se elige un animal, en principio sólo entre un perro Pomerania y un ciervo Sika, y se hace todo lo que se puede para sobrevivir en un mundo salvaje. Con el tiempo se abre la posibilidad de jugar con otros varios tipos de animales, desde leones a jirafas, desde hipopótamos hasta dinosaurios, cada uno con sus estadísticas específicas y ataques únicos, aunque la mecánica de combate es idéntica para todos.

Durante la exploración los animales pueden atacar o esconderse, esencialmente se puede elegir de usar subterfugio para evitar un combate pero el porcentaje de éxito es variable y depende de varios factores, incluida la proximidad del enemigo y el tamaño del animal que se utiliza.

Tokyo Jungle

Hay dos tipos de animales, carnívoros/cazadores y herbívoros, ambos pueden pelear pero los cazadores son mejores luchadores mientras que los herbívoros tienen otras ventajas; en ambos casos la clave de la supervivencia es comer porque es la actividad que con el tiempo te hace aumentar en rangos, desde novato a “Boss”. Además en la zona hay un mínimo de cuatro áreas que hay que marcar para ganar control sobre un territorio, algo imprescindible porque es la única forma de procrear.

Al controlar un territorio completo la hembra se acerca y según el rango se puede elegir entre las disponibles. Ellas también están divididas en tres rangos, desde desesperadas (no es una broma, así se llaman) a las mejores que solo se aparean con los “jefes”.

Tu personaje envejece un año al minuto y la vida media es entre 10 y 15. Además, el territorio se queda siempre menos abastecido por lo tanto, antes de morir es imprescindible encontrar una pareja y reproducirse para continuar jugando con la nueva generación que está formada por una manada de distinto tamaño mientras que la pareja original se queda en la guarida.

El tamaño y la calidad de la manada es proporcional a la calidad de la hembra y del macho; por ejemplo, la hembra desesperada además de pegarte pulgas porque esta sucia (no, esto tampoco es una broma), tendrá un par de cachorros mientras que la mejor hembra llega a tener más del doble. Este es un elemento importante porque se controla uno de animales de la manada pero si muere tu personaje se puede continuar con los sobrevivientes hasta que toda la manada está muerta.

El número total de años “sobrevividos” no está relacionado con el animal sino con el número de años total de todas las generaciones generadas desde el primer animal. Desde la primera camada es obvio que el territorio ya no está bastante abastecido y hace falta ir explorando nuevas partes de Tokio, ganar control de nuevos territorios y continuar sobreviviendo y reproduciéndose.

Durante el juego aparecen desafíos, algunos muy sencillos, otros muy difíciles y cada uno con un límite de tiempo, por ejemplo, antes de alcanzar los 10 años; cada desafío añade modificadores permanentes como +5 ataque. Durante las exploraciones se encuentran muchos retos como depredadores, escasez de comida y zonas tóxicas que en poco tiempo pueden matarte así como, y es una clave del juego, el envejecimiento.

Tokyo Jungle

Explorar es otra clave del juego porque proporciona nuevos desafíos y así es como se encuentran objetos. Los objetos son de tres tipos, algunos que se pueden usar solo una vez como el champú contra las pulgas, prendas como gorros y camisetas que, además de permitirte personalizar tu personaje, añaden modificadores que se quedan hasta que se cambia la ropa o se rompen y objetos para coleccionar.

En principio el juego solo permite jugar la modalidad de supervivencia y esto es un elemento que puede ser extremadamente frustrante para jugadores que no están acostumbrados a este tipo de juegos; nunca se puede guardar la partida para evitar la consecuencia de la muerte. Solo se puede guardar la partida antes de la reproducción y esto sirve en caso que se quiera dejar de jugar, es decir, al volver a jugar se puede continuar desde donde se dejó la partida pero en caso de muerte no hay forma de retomar la partida, solo se puede empezar desde el comienzo con un nuevo animal.

Durante la modalidad supervivencia se encuentran al azar grabaciones de humanos que se pueden coleccionar y que poco a poco van revelando cuál ha sido la razón del apocalipsis que ha hecho que la raza humana se esfumara; además, al sobrevivir durante varias generaciones se abren los capítulos de la campaña donde hay historias específicas con un animal distinto en cada capítulo y con misiones únicas como derrotar a un tirano.

El juego me gusta tengo que decirlo; aunque no es perfecto, es original y lo que los desarrolladores querían conseguir, lo han hecho muy bien. Ahora, a cuánta gente le puede apetecer un juego así es una pregunta que no sé contestar y me recuerda un poco a lo que paso con Demon’s Souls. Demon’s Souls fue producido, como Tokyo Jungle, por SCE Japan Studio y ambos, a pesar de ser muy distintos y originales, se pueden considerar juegos de nichos basados en una mecánica de juego única y difícil de dominar.

Tokio Jungle está técnicamente y gráficamente bien desarrollado, incluye opciones multijugador y, si os apetece un desafío único, es sin duda un buena compra, pero se necesita paciencia y muchas ganas de gastar horas y horas para conseguir pequeñas mejorías en el proprio ranking, siendo el ranking la finalidad última del juego o por lo menos es lo único que queda al final.

Finalmente, a título personal, tengo que decir que al principio el nivel de violencia me ha molestado; con los años jugando a juegos donde la violencia y la muerte es algo rutinario no pensaba que me iba a influir, pero la violencia siempre ha sido de carácter distinto. En este caso en el que pelean y mueren animales y siendo los gráficos muy realistas, tengo que decir que me ha costado acostumbrarme y de hecho juego sólo con herbívoros cuando puedo.

30
sep 2012
AUTOR
SECCIÓN Videojuegos
COMENTARIOS 1 comentario

Un comentario a [Impresiones] Tokyo Jungle

  1. sebastian says:

    como puedo jugarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>