Isco/Carvajal/Pablo Hervías

En la recién bautizada Teoría de los Focos Deslumbrantes pueden barajarse diferentes niveles de ceguera en los rivales. Los hay que incomodan en pequeñas ráfagas. También se encienden otros que de vez en cuando se empeñan en negar la visibilidad al rival con acciones decisivas. Y están los que aseguran un brillo que, mucho antes de que se encienda el interruptor, tiene resignado al contrario a una inevitable inferioridad. Isco (Arroyo de la Miel, 21/4/1992), como otros dueños de los secretos del balón, es un Foco Ejemplarizante que empieza a marcar la diferencia de un equipo con el resto.

(Nadie como este mediapunta amasó la pelota en su pecho, controló de empeine y recortó hacia cualquiera de los dos costados en sus encuentros en Champions y en Liga)


Dani Carvajal
(Leganés, 11/1/1992) agarró como siempre el toro por los cuernos y se fue. “Si hubiese sentido algo de confianza me hubiese quedado”. Con 20 años ya había cubierto los plazos necesarios y el aprendizaje, consumado. Lo demás ya quedaba de nuestro lado. Un jugador hiperactivo que cubre toda la banda derecha. Siempre en alerta, que no duda en la disputa, y dispuesto ante cualquiera de las situaciones que requiere el juego.  Pero su apellido, para algunos, era 1’73, algo que también les ciega la vista y les aleja del futbolista.

(Dani Carvajal ya ha sido el lateral derecho de la jornada en la Bundesliga y con su equipo, el Bayer Leverkusen, el único capaz de derrotar al Bayern Múnich en la competición, y gracias a una asistencia suya)

Porque se dio un delicioso baño de individualismo. Porque tiene un juego que se mira con sospecha, pero que hace saltar por los aires a las defensas con su verticalidad. Desde que arranca, busca la portería. No teme a las patadas. Finta, pega una rápida pedalada y saca el disparo con cualquiera de las dos piernas. Pablo Hervías (Logroño, 8/3/1993) siempre fue el suplente de Jesé y Deulofeu en la Sub-17, algo que no puede desmerecer su rol de primer espada. Por todo eso y por lo que vendrá, el riojano ha vuelto a agitar los ojos de los observadores.

(El atacante del Sanse monopolizó la atención de los defensas del Noja y decidió el partido del Grupo III de Segunda B con un gol marca de la casa, arrancando desde el propio campo)

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>