Isco/Deulofeu/Chuli

Alguno pudo ver un tiro in extremis y apenas dos pisadas, pero lo primero significó el poder creérselo para su equipo y lo segundo, las bases para alcanzarlo. Isco (Arroyo de la Miel, 21/4/1992) no multiplicó sus intervenciones frente al Real Madrid el día que le concedieron un galardón como mejor jugador joven de Europa. Hizo acto de presencia en los momentos clave de su equipo. Fue en el ajetreo de un partido sin control de la posesión sufrido por los jugadores que más cómodos se sienten en ese escenario negado. Con un panorama así, a ida y vuelta, Isco fue el decisivo, de todos esos ejemplares que se dieron cita en la Rosaleda.

(El malagueño sucede a Götze como ganador del Golden Boy y horas después abrió el marcador para su equipo en la victoria frente al Real Madrid. En el último cuarto de hora, de su criterio se derivó la consolidación del triunfo)

Un catálogo de acciones de Gerard Deulofeu (Riudarenes, 13/3/1994) en el último año y medio puede ser demasiado evidente y conviene, como viene siendo habitual en el fútbol español, no lucirlo demasiado. Porque la competición en sí misma acaba siendo un lenguaje en ocasiones inexpresivo para la masa que incluso de vez en cuando se asoma a las campeonatos de menor “lustre”. Los titulares acompañados de ribetes dorados y palabras altisonantes tienen muchas veces más valor que la evidencia. Así, en esta simple apreciación que hasta pueda parecer inoportuna, se podría iniciar el partido. Parecer lo que no se es ya es una forma de engaño para ir cogiendo la iniciativa.

(Esa avalancha de fútbol llamada Deulofeu encabeza la lista de goleadores de Segunda junto a Yuri. Frente al Girona, dio una lección de claridad en la definición)

Jesús Manuel Vázquez Florido “Chuli” (Huelva, 25/1/1991)ha sido internacional en los niveles más inferiores de la selección, pero nunca ha disputado una competición oficial. Desde joven, ha adquirido un buen cartel, con su zurda ágil y buen golpeo, pero por alguna carencia más táctica que técnica no ha acabado de convencer a los seleccionadores. Hoy, cuando uno observa sus movimientos al espacio y la velocidad en sus diagonales desde la derecha, se puede entender que buena parte de su formación se ha completado. Es preferible pensar que ha entendido que con su velocidad y llegada había que explorar otros espacios en el campo. Se quiere suponer que antes no lo había hecho.

(Chuli es el goleador del Recreativo con siete tantos. Y sus características como atacante son un buen ejemplo del juego vertiginoso de su equipo en la parcela ofensiva)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>